En la era del conocimiento, tecnología e innovación  el valor de una empresa recae cada vez más en sus activos inmateriales. Los derechos de propiedad intelectual protegen las ideas innovadoras y el prestigio que su marca ha adquirido al ganarse la confianza de los consumidores en sus productos y servicios.

Los empresarios han comenzado a comprender que la imagen y el prestigio de la marca deben analizarse en el contexto de una economía globalizada,  que les exige diferenciarse de sus competidores en el mercado. Una de las funciones de la marca es permitir que los consumidores puedan identificar el producto de una empresa, ya sea que se trate de un bien o un servicio, para distinguirlo de los productos de sus  competidores.

Las marcas cuidadosamente desarrolladas y registradas son un activo empresarial valioso para la mayor parte de las compañías. En algunos casos, incluso, puede ser el más valioso de todos. Los consumidores valoran su reputación, su imagen y una serie de cualidades deseadas que asocian a ellas, por lo tanto están dispuestos a pagar más por un producto que tenga una marca que reconocen y que saben por experiencia que satisface sus expectativas. Por ello, la buena imagen y la reputación de una marca confieren, por sí solas, una ventaja competitiva a la empresa. Ahora bien, para poder hacer efectiva esta ventaja y obtener un derecho de uso exclusivo sobre la marca, conforme nuestra legislación, es necesario realizar el registro correspondiente  ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial.

Por todo esto, es importante tener en cuenta los siguientes factores que permitirán obtener el registro de la marca y un buen posicionamiento de la misma en el mercado:

  1. Asegurarse que la marca elegida cumpla con los requisitos establecidos en la Ley de Marcas N° 22.362. Entre ellos, el nombre de la marca no debe comprender el término comúnmente utilizado para distinguir ese producto o ese servicio, por ejemplo “EL RESTAURANTE”, para una marca que brinde este servicio gastronómico.
  2. Realizar un informe de viabilidad de la marca, para confirmar que no existe ningún antecedente idéntico o similar registrado o solicitado previamente.
  3. Comprobar la disponibilidad del dominio (dirección de internet) para su registro.
  4. Asegurarse de que la marca sea fácil de leer, escribir, deletrear y/o recordar.
  5. Asegurarse de que la marca no ofenda a terceros o a sus creencias religiosas o convicciones culturales y de que no tenga otras connotaciones inapropiadas en su idioma.

 

BONETTO NU´ÑEZ Y ASOCIADOS

Santa Rosa 930 1° Piso Oficina “B”

CPX5000KTH. Córdoba

Teléfonos:

+54 9 351 4233029

+54 9 351 156625740

+54 9 351 156513241

email: info@bonettonunez.com.ar

web: www.bonettonunez.com.ar