Un parámetro que nos gusta mirar es la evolución del valor de los fletes oceánicos de China. La particularidad de este indicador reside en que responde casi automáticamente a las fuerzas naturales del mercado: a mayor demanda de contenedores, mayor valor de flete y viceversa.

Esto hace que, por lo general, un aumento en el volumen de las importaciones se vea reflejado con bastante rapidez y transparencia en un aumento de las tarifas de flete.

A su vez hemos agregado en el mismo gráfico la línea de evolución del tipo de cambio del dólar oficial lo cual nos ayudará a poner en perspectiva estos valores y sacar algunas conclusiones.

Consideramos conveniente dividir el análisis de este gráfico en etapas para poder extraer conclusiones consistentes con la situación coyuntural de cada tramo.

–          Hasta enero/2016 teníamos un tipo de cambio bajo pero fuertes restricciones para importar, con lo cual el volumen estaba regulado por vías burocráticas más que por las fuerzas del mercado. Como producto de esto el volumen de importaciones se mantenía relativamente bajo pese a su conveniencia económica.

–          Desde enero/2016 hasta junio/2016 se dio un fuerte crecimiento de las importaciones al levantarse gran parte de las restricciones para importar. Aun cuando hubo una fuerte devaluación del Peso Argentino. Podríamos inferir, si partimos del análisis aislado de este indicador, que la devaluación fue menor de lo que nuestra industria local necesitaba para mantener su competitividad frente a un contexto de apertura económica.

–          Desde junio/2016 hasta abril/2017 observamos una contracción en el volumen de importaciones de China, aún con un tipo de cambio prácticamente estable. Esto podría tener varias explicaciones: a) que el crecimiento inicial de las importaciones respondía a una reposición de stocks y entregas pendientes; b) que el mercado interno fue perdiendo fuerza; c) factores estacionales, d) otros motivos; e) una sumatoria de todos estos.

Desde abril/2017 en adelante estamos observando un nuevo y fuerte incremento en las importaciones (siempre asumiendo que aumento de tarifas es aumento de volúmenes de cargas) lo cual podría deberse una reversión de los mismos factores mencionados en el punto anterior. Consideramos que este fenómeno conforma una fuerte amenaza para el entramado industrial local y que nuestras autoridades deberían prestar mucha  atención a la evolución de estas circunstancias para evitar efectos indeseables que ya hemos vivido en etapas anteriores de nuestra historia económica.

Por Federico Rodríguez Commercial Manager frodriguez@lambdalog.com LAMBDA LOGISTICS SRL