Por Federico Rodríguez

Commercial Manager

frodriguez@lambdalog.com

Mob. +54 (9) 351 3 98 09 72 Nextel 675*684 Skype: rmfederico1

LAMBDA LOGISTICS SRL

Ph. +54 351 481 61 05 Ph. +54 351 482 56 10

Rafael Nuñez 3835, Oficina 10 (5009) Córdoba, República Argentina

www.lambdalog.com

 

  • Miércoles 8:00AM, llega Sebastián a la oficina dispuesto a chequear sus cargas y a tomar unos mates con Laura pero observa que la yerba está fría y reclama en tono jocoso “Ahora que sos Gerente ¿No preparás más el mate?”
  • Laura mientras camina apurada hacia la impresora le responde:

“No Seba, es que hace varios días que no tengo tiempo ni de levantarme de la silla. Ahí están las cosas. ¿Por favor lo preparás vos?”.

En la oficina de al lado está Gema llamando con insistencia a varias empresas de transporte porque necesita camiones para retirar mañana cuatro contenedores del puerto pero todavía no consigue unidades. Hace un tiempo, esa tarea hubiera sido bien sencilla porque los fleteros estaban esperando en “la gatera” hasta que salga algún viaje o bien llamaban ellos para ofrecerse, pero ahora no paran.

Situaciones de este tipo se viven a diario en la mayoría de las oficinas que hacen transporte internacional y comercio exterior. Los brotes verdes han llegado al sector logístico y afortunadamente son una realidad palpable. Los volúmenes de cargas han aumentado de forma notoria y el clima de negocios es muy bueno en el sector.

Esta buena noticia también tiene un costado al cual tenemos que prestar atención como empresarios Pyme. Me refiero a la necesidad de planificar nuestros envíos con mayor anticipación ya que al haber mayor volumen y siendo el tamaño de la infraestructura una variable casi fija, lo que comienza a observarse son demoras en las salidas y en los arribos de los embarques. Tengamos en cuenta que el tamaño de los puertos no crece de un mes al otro, ni el parque de camiones, ni el tamaño de los buques, ni tampoco las bodegas de los aviones. La capacidad global de transporte se mantiene constante ante una demanda creciente de metros cúbicos y toneladas lo cual requiere de nuestra parte una mayor planificación, tomar reservas con anticipación, transmitirles a nuestros clientes y proveedores que ahora los despachos se deben programar con tiempo para asegurarnos los espacios en los barcos, camiones, trenes y aviones. Entonces mi sugerencia de este mes es que seamos proactivos para poder aprovechar plenamente este nuevo escenario que hoy se nos presenta.