Mientras crecen reclamos de empresarios por la caída del mercado interno y las altas tasas de interés para poder financiarse, Dante Sica busca transmitir optimismo para el 2019 con “mesas sectoriales”

En medio del contexto recesivo, que podría agravarse en los próximos meses por el nuevo programa acordado con el FMI, y con el escaso margen de maniobra que le quedó ante el fuerte recorte presupuestario, el Ministerio de Producción comenzó a ejercer un rol fundamental: contener al sector productivo, escuchar sus problemáticas y trabajar en pequeñas iniciativas que puedan dar algo de aire al momento, que para muchas empresas –especialmente pymes- resulta crítico.

En ese sentido varias medidas fueron anunciadas días atrás y otras están a la espera del “mejor momento político” para lanzarlas. 

Mientras, avanzan las mesas sectoriales para lograr que, al menos, se sienten escuchados por el Gobierno. Hace unos días, el Gobierno puso en marcha la primera mesa del sector Madera y Muebles, junto con cámaras empresarias y sindicatos del sector en Cañada de Gómez, Santa Fe. Esta semana volverán a reunirse las seis sub-comisiones de trabajo de la mesa de Vaca Muerta y la semana próxima se lanzarían otras dos nuevas mesas sectoriales: la del sector metalúrgico y la de línea blanca, muy afectados por la coyuntura.

Lee también esta nota puede ser de interés 

Cadena de pagos en default: Pymes deben pagar a 30 días pero cobran a 90

La cartera que maneja Dante Sica quedó, como la gran mayoría de los ministerios, limitada por la escasez de recursos para gastar en 2019, a raíz del adelantamiento de la meta de déficit cero. En ese escenario debe manejarse el equipo de Producción, cuando crecen reclamos de empresarios por la caída del mercado interno y las altas tasas de interés para poder financiarse.
De acuerdo con un informe presentado por el presidente de la Comisión de Industria de Diputados y miembro de la junta directiva de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, el proyecto de Presupuesto 2019 contempla una fuerte reducción en términos reales de los fondos destinados a las diferentes áreas de Producción.

La Secretaría de emprendedores y Pymes tendrá 70% menos de recursos; la de Industria, 75% y la de Integración Productiva, 86%. A su vez, también estipula una baja de los gastos tributarios y regímenes de promoción, y serían;

  • Desde el 53% para reintegros a las ventas de bienes de capital de fabricación nacional
  •  15% para el régimen de fomento a la educación técnica
  • 16% para el régimen de promoción de la industria del software.

También, dice el informe, el régimen para el fortalecimiento de la micro, pequeña y mediana empresa se redujo de 0,23% al 0,08% del PBI. Con estos datos, sumado a que la industria sigue en caída libre con cada vez más pérdida de empleo, De Mendiguren propuso trabajar en un conjunto de medidas “para que el sector pueda subsistir, generando propuestas de modificaciones al Presupuesto que tiendan a mejorar las políticas orientadas a la promoción de la actividad industrial”.

Lee también esta nota puede ser de interés 

Gobierno prepara plan para ayudar a pymes a exportar