Bancos públicos y privados del país se reunieron hoy con el objetivo de movilizar mayores recursos para el desarrollo de las empresas dirigidas y/o conformadas por mujeres.

Fue durante el evento “Mejores Prácticas para el Financiamiento a Mujeres Empresarias” organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Global Banking Alliance for Women (GBA) y el BICE, en el marco de la cumbre internacional del W20 que finalizó con la entrega de las recomendaciones al Presidente Mauricio Macri.

Durante la apertura del encuentro Pablo Garcia, Vicepresidente Ejecutivo del BICE, se refirió a la brecha que existe en el acceso al financiamiento para las mujeres empresarias. En ese sentido, sostuvo: “En nuestro país más del 80 por ciento de las MiPyMEs de mujeres tienen algún tipo de limitación de acceso al crédito. Por eso, queremos movilizar mayores recursos hacia estas empresas y que más bancos se sumen a la iniciativa para potenciar el apoyo hacia el segmento”.

En esa línea destacó el programa Mujeres que Lideran, lanzado por la entidad con el objetivo de financiar inversiones con créditos que alcanzan hasta el 100% del proyecto y cuentan con un monto mínimo de $200.000 por empresa. “A seis meses del lanzamiento de la línea, ya contamos con proyectos aprobados por más de $100 millones”, remarcó.

Por su parte, Helena Estrada, Directora del Centro de Desarrollo Económico para la Mujer del Ministerio de la Producción (CEDEM), señaló: “Estamos trabajando en la oferta y demanda de servicios y productos para las mujeres y sus empresas. Del lado de oferta, a través de un ciclo de encuentros denominado “Mercado financiero y Mujeres” y, por el lado de la demanda, estamos haciendo un relevamiento de empresas de este segmento para ofrecerles mejores servicios.”
Luego, realizó una disertación la Chair del W20, Susana Balbo, quien afirmó: “Nuestro principal objetivo con el W20 es trabajar con los bancos para generar mejores formas de evaluación del riesgo financiero de las mujeres, ya que en general no cuentan con historial o garantías para acceder a los créditos. Esto debe estar acompañado con la educación y capacitación de las mujeres en habilidades financieras, para que accedan más al uso de las herramientas de crédito generando un mayor impacto y crecimiento”.

Por último, Rebecca Ruf, Vicepresidenta de Programas del Global Banking Alliance for Women sostuvo: “La economía femenina tiene un gran potencial, sin embargo, existen todavía grandes brechas en el acceso a productos financieros para las empresarias. Esperamos, en ese sentido, que nuestras mejores prácticas y experiencias ayuden a las instituciones argentinas a cerrar estas brechas”.

El encuentro contó, también, con la participación de bancos internacionales que crearon programas de crédito para el segmento, tales como el Banco del Estado de Chile y NAFIN de México. El objetivo de estas presentaciones fue compartir sus iniciativas para avanzar en mejores prácticas para el financiamiento de la mujer a nivel global.

Leer también esta nota puede ser de interés

Nace un fondo para pymes lideradas por mujeres