En representación de UIPBA (Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires) y del Departamento PyMI (Pequeña y Mediana Industria) de la Unión Industrial Argentina (UIA), esta semana visité la provincia de Neuquén junto al presidente de la entidad fabril, Miguel Acevedo, para conocer a fondo las oportunidades que Vaca Muerta abre a las miles de PyME argentinas.

Martín Rappallini empresario industrial Titular del Polo Industrial Ezeiza; Presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires y Presidente de la Comisión PyMI, Desarrollo Regional y Transporte de la UIA

Para que el desarrollo de este yacimiento beneficie en el largo plazo a nuestro país, el gran desafío será integrar a las PyME a toda su cadena de valor. Sumarlas a la provisión de insumos y a la generación de valor agregado permitirá crear cientos de miles de puestos de trabajo.

Si no aprovechamos Vaca Muerta para integrar a las PyME y diversificar nuestra matriz productiva, podríamos replicar el caso fallido de Nigeria, un país con un gran potencial natural, en el que la perforación de pozos no redundó en un desarrollo industrial local.

Afortunadamente, contamos con ejemplos exitosos de los cuales aprender, comenzando por Noruega, que en la década del ’70 descubrió su “Vaca Muerta” y además de elaborar un plan a largo plazo para producir gas y petróleo, creó un fondo petrolero que empujó a las industrias locales a agregar tecnología y servicios a la cadena de valor.

Hoy, a 40 años del hallazgo, este país es el principal productor de hidrocarburos de Europa occidental y goza de uno de los ingresos per cápita más altos del mundo.

Para que Vaca Muerta beneficie en el largo plazo al país, el gran desafío será integrar a las PyME a su cadena de valor

Los recursos naturales en Nigeria y Noruega ofrecían las mismas oportunidades y de hecho ambas tuvieron niveles de producción de petróleo similares en 2017. La gran diferencia radica en el uso que hacen de la renta generada. Mientras la nación nórdica financió la investigación aplicada, potenció la incorporación de tecnología a su industria y generó un fondo anti-cíclico, su par africana la usó para gastos corrientes, sin un plan estratégico detrás. Estamos ante una oportunidad histórica y es momento de definir qué camino de desarrollo vamos a seguir: el de Noruega o el de Nigeria.

Nuestras PyME pueden aportar soluciones, tanto en el sector de metalmecánica e infotecnología, como en el de servicios ambientales, consultoría y provisión de equipamiento, entre muchos otros.

Desarrollar un plan estratégico que las incluya, es clave para que Vaca Muerta sea el motor que dé un giro definitivo a nuestra matriz productiva.

Fuente: Infobae

Leer también esta nota puede ser de interés

Se desarrolló el primer encuentro de PyMEs Proveedoras de Vaca Muerta