Cuando se emprende, muchas veces se lo hace por “ese ESPÍRITU EMPRENDEDOR ” ese gen inquieto que todo emprendedor tiene desde su raíz. Pero much0s otros lo hacen “POR NECESIDAD”, y aquí es cuando se nos viene una catarata de problemas, o no…

Está bien que lo intentes, descúbrete, date la oportunidad de emprender, sino lo intentas nunca sabrás si era ese tu camino, pero como para todo en la vida, prepárate, que a dónde vas a trabajar se llama “MERCADO” y debes conocer al menos donde vas a jugar el partido, de que puesto, quien es tu rival,  si llueve o no también.

Desde este medio te damos algunos consejos:

  • Dinero inicial + Mente Positiva: Para emprender se necesita, dinero, y especialmente la cabeza libre de “problemas”, aunque a veces estos son el motor para lograr metas impensadas, caso Jack Ma, Walt Disney y otros más que son casos excepcionales pero NO IMPOSIBLE.
  • Tu proyecto tiene que ser autosustentable. Es muy importante que para que las cosas fluyan positivamente, tu mente debe estar en esa sintonía. El dinero que comiences a ganar, inviértelo en el emprendimiento en hacerlo crecer, en todo aquello que te ayude a que tu negocio comience a posicionarse, tenga visibilidad, y eso se logra con publicidad, marketing, difusión y hacer de una manera tal que como dicen “la mejor publicidad es el en boca en boca”.
  • Ver quien es tú competencia, tú mercado: Estudia tu mercado, a tus posibles competidores, prepárate, capacítate, aprende a moverte en arenas movedizas con un buen plan de negocios, busca ayuda siempre.
  • Siempre enfócate en el Cliente: Si bien uno emprende para vender y ganar dinero, pero ¿Que vendemos? ¿Productos? o ¿Vendemos Valor? Si quieres diferenciarte tienes que enfocarte en esto último, en “Crear Valor” y ¿cómo es esto? no es simple, pero si conoces bien tú producto, el mercado, tú competencia y especialmente a tu cliente, quizás puedas encontrar más rápido la respuesta. Crear valor no es ni más ni menos que dar “más” innovando, diferenciándote de tu competencia, en materia de servicio, calidad, de atención, de satisfacer la necesidad del cliente. Muchas veces se logra, simplemente “escuchando” al cliente.
  • Debes saber Vender: Esto es indispensable, si no sabes vender estas frito, tienes que saber vender, perder el miedo a la venta, recuerda que el NO ya lo tienes de entrada, tienes que trabajar sobre conseguir muchos SI. Capacítate si es necesario, haz cursos de ventas.
  • No te duermas: Mantente siempre en movimiento, redes sociales, ir a eventos que te permitan conocer nuevas personas, vincúlate, haz alianzas con proveedores y clientes, aprende a ser un buen networker. Pero ojo, siempre prepárate para cada paso que des, se un profesional, no comiences con el pié izquierdo, dando una imagen no positiva. Con el presupuesto que tengas, inviértelo en todo esto, capacitación, entrenamiento, coaching etc.
  • Aprende a que el fracaso es aprendizaje: Ya lo decía Henry Ford El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia. Te vas a caer muchas veces, pero el emprendedor “debe levantarse y seguir adelante”.

Emprender esta muy bueno, pero no es para cualquiera…