Carolina Rivero Redactora

Son muchos los casos sonados de empresarios, genios y líderes de diversos ámbitos que fracasaron antes de de alcanzar el éxito.

Repasamos algunos de los ejemplos más significativos de estos famosos emprendedores.

Walt Disney

¿Quién no conoce a Walt Disney? 

Este director, productor, animador, dibujante y guionista estadounidense, ganó un premio Oscar en 22 ocasiones.

Sumando otros numerosos galardones y siendo mundialmente conocido por impulsar la animación cinematográfica y acuñar célebres personajes infantiles como Mickey Mouse o el Pato Donald.

Walt Disney Productions, su productora, se convirtió en una de las compañías más reputadas del sector del cine y del entretenimiento.

Sin embargo, no fue todo un camino de rosas para Walt, ya que en un periódico en el que fue despedido por “falta de imaginación y de buenas ideas”. 

Sus primeros negocios fracasaron estrepitosamente, hasta que el éxito le sobrevino tras estrenar Blancanieves, la primera de las numerosas películas que lo catapultaron al cielo de la fama.

J.K.Rowling

J.K.Rowling la de la célebre autora de Harry Potter es una historia cargada de superación.

La británica ya escribía historias fantásticas desde niña, aunque de adolescente le daba vergüenza enseñarle a nadie sus manuscritos.

Fue rechazada en las pruebas de acceso a Oxford, tras lo cual estudio filología francesa y clásica en Exeter.

En el mundo del periodismo no le fue bien. Fue madre soltera, debió mudarse de país tras un ex marido alcohólico y agresivo, sufrió problemas económicos para mantener a su hija, sobreviviendo a duras penas y con depresión.

Bajo esas circunstancias escribió y publicó Harry Potter en 1997. Antes de que viese la luz, el manuscrito fue rechazado más de 10 veces.

Su persistencia la llevó a publicar la saga mágica más famosa del siglo XXI, que cuenta con las populares adaptaciones cinematográficas y que le ha acarreado fama internacional y una cuantiosa fortuna.

Bill Gates

Gates vio cómo su primera empresa se derrumbó. 

Bill Gates es uno de los hombres más ricos del mundo, pero no ganó su fortuna inmediatamente. 

Entró a la escena emprendedora con una empresa llamada Traf-O-Data, la cual apuntaba a procesar y a analizar los datos de determinadas cintas de grabación.

Trató de vender su idea junto con su socio, Paul Allen, pero el producto apenas funcionaba. Fue un completo desastre. 

Sin embargo, el fracaso no evitó que Gates explorara nuevas oportunidades y algunos años después, creó su primer producto de Microsoft, un nuevo camino al éxito.

Steve Jobs

Steve Jobs no sólo era un gran emprendedor debido a sus grandes inventos, sino también por haberse recuperado de un fracaso insuperable.

Fue despedido de su propia empresa.

Jobs encontró el éxito en sus 20 cuando Apple se convirtió en un imperio masivo, pero cuando tenía 30, la junta directiva decidió despedirlo. 

Sin dejarse intimidar por el fracaso, fundó una nueva empresa llamada NeXT, la cual eventualmente fue adquirida por Apple. 

Una vez que regresó a Apple, renovó la imagen de la empresa y la hizo crecer.

Jan Koum

Jan Koum fue cofundador de WhatsApp, hoy en día poseedor de 7.200 millones de dólares, tiene una dura historia detrás. 

Cuando era solo un adolescente de 16 años tuvo que emigrar desde su país natal, Ucrania, a Estados Unidos a principios de los años noventa cuando tenía solo 16 años.

Aterrizó en el país con su madre y su abuela, sin saber casi inglés y dependiendo de la asistencia del gobierno para sobrevivir.

Pero mientras trabajaba en un ultramarinos Koum se empezó a interesar por la informática y se matriculó en la Universidad de San José mientras trabajaba como probador de seguridad para la consultora Ernst & Young. 

Tras graduarse se convirtió en ingeniero de infraestructura de Yahoo, empresa en la que conoció al que sería su socio fundador de WhatsApp, Brian Acton.

Después de una década en la tecnológica, ambos abandonaron Yahoo y fueron rechazados por Facebook para trabajar allí.

Inauguraron WhatsApp en 2009, empresa que compró Facebook años después por 19.000 millones de dólares.

Jack Ma

El hombre más rico de China fue rechazado de 30 empleos, pero como su héroe Forrest Gump, siguió “corriendo”.

Jack Ma hoy tiene más de 50 años y más de 23 mil millones de dólares. Sin embargo, en el pasado este empresario solo ganaba US$12 al mes como maestro de inglés (aunque era igual de feliz). 

Sus logros son casi inconcebibles debido a sus humildes orígenes. En su camino se equivocó más veces (y de formas más espectaculares) que la mayoría de nosotros podríamos soportar.

Jack Ma no era un buen estudiante. De hecho, casi no pudo entrar a la secundaria. 

“Reprobó exámenes clave de primaria dos veces, no pasó exámenes de secundaria tres veces y no fue aceptado a la Universidad en dos ocasiones diferentes…” 

Para citar a Ma: “No soy bueno con los números, nunca estudié administración y hasta la fecha no puedo leer un reporte de contabilidad”. 

Fuentes: ticbeat.com, estrategiaynegocios.net y entrepreneur.com

“Si puedes soñarlo puedes hacerlo… Walt Disney

Nota relacionada: WALT EL SOÑADOR