En Junín de los Andes, el titular de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, pronunció un crudo discurso. No se guardó ninguna crítica hacia la política oficial.

Hay que recordar que la Rural es la más poderosa de las entidades que representan al campo que hasta hace poco se deshacía en elogios hacia el Gobierno.

Como si atravesara un momento oscuro, pese a que es uno de los pocos sectores que registró indicadores positivos en medio de esta recesión, Pelegrina pide a los funcionarios que “se pongan a la altura”.

“No necesitamos que nos protejan o nos subsidien; basta con que nos dejen hacer lo que mejor sabemos hacer: que es trabajar y producir.

2018 será amargamente recordado porque perdimos el Ministerio que representa al sector motor del país y por la vuelta de los derechos de exportación. 

Nos trajo decepción retroceder con mecanismos que sinceramente creíamos largamente superados y que hoy, están causando muchos perjuicios en nuestras economías regionales y en otras actividades”.

Nota relacionada: EL FMI RATIFICA QUE LA ECONOMÍA ARGENTINA TENDRÁ UNA CAÍDA DEL 1,7% EN 2019

Presidente Mauricio Macri

El ruralista admitió que las exportaciones de peras y manzanas mejoraron durante 2018 un 15% en valor, alcanzando US$ 380 millones, pero “todavía estamos lejos de los 580 millones de dólares que supimos exportar hace 6 años.

Y el estancamiento de años no significa solo oportunidades de exportación perdidas: es destrucción de empleo, pobreza, marginalidad, emigración, desarraigo, abandono escolar, destrucción de la cultura del trabajo”.

También se refirió a las tasas de interés. “Hace falta mucha inversión para revertir la crítica situación de deterioro de una economía devastada. 

Y eso será imposible con las actuales tasas de interés por las nubes, sumado a la asfixiante carga fiscal, que para el caso de la fruta de exportación se multiplicó por tres”.

Fuente: Clarín