Los cheques tradicionales pronto comenzarán a convivir con los eCheq, la versión digital que promete agilizar esta modalidad de pago

El cheque electrónico consiste en la digitalización del formato tradicional, aunque su uso no será obligatorio.

Esta nueva modalidad se cargará como una transferencia, el destinatario lo recibirá y lo podrá firmar inmediatamente para depositarlo en su cuenta. O endosarlo, tal como se hace con el papel.

Según explica la resolución de octubre del año pasado (la comunicación A6578), pasados los 180 días el uso del cheque entraría en vigencia, lo que se corresponde con los últimos días de marzo de este año.

Nota relacionada: YA SE PUEDE SABER CON UN SOLO CLICK SI UN CHEQUE REBOTA

“El requisito de la firma quedará satisfecho si se utiliza cualquier método electrónico que asegure indubitablemente la exteriorización de la voluntad del librador y la integridad del instrumento, la confiabilidad de la operación de emisión y su autenticación en su conjunto”.

Esto incluye, por ejemplo, la modalidad por home banking. Y enviarlo a un receptor.

A la vez, los mismos podrán ser “endosados y/o avalados en forma electrónica, siempre y cuando se utilicen para ello mecanismos que cumplimenten lo requerido en el párrafo precedente”, se puede leer en el comunicado.

“Se deberán adoptar los mecanismos propios o a través de terceros que resulten necesarios para que los clientes puedan depositar o cobrar en ventanilla los eCheq”, se agrega.

Según explicó Jorge Larravide, gerente comercial de LINK y miembro de la mesa de innovación del BCRA, armar el eCheq “será una funcionalidad de una app, de home banking y todo lo que sería equivalente a la firma escrita, se toma válido en esa plataforma: usuario, con clave, coordenadas o token.

En lugar de emitir una transferencia, emitís un cheque electrónico. Y luego firmás electrónicamente”, detalló.

¿En qué es mejor?

Entre las mejoras que se esperan de este nuevo sistema, están la seguridad (sobre todo, en el caso de extravío o fraude), la efectividad (porque se reduce la cantidad de errores “formales” que generan el rechazo de cheques a la vez que se facilita su negociación o depósito sin necesidad de presencia física).

“En el relevamiento internacional que realizó el BCRA en la etapa de investigación y desarrollo, no se identificaron cheques electrónicos de estas características.

Los eChecks de países como EEUU o Hong Kong funcionan como simples órdenes de transferencia.

En Argentina, al estar formalizada la posibilidad del pago diferido, el cheque no es sólo un medio de pago sino también un instrumento de financiación, especialmente para Pymes“, describió Arabehety.

Finalmente, a pesar de ser de otro formato, están sujetos a la misma normativa legal que los tradicionales. Por ejemplo, están sujetos al impuesto al cheque.

Nota relacionada: CHINA CREA UNA APP QUE TE ALERTA SI ESTÁS CERCA DE GENTE QUE DEBE DINERO