Emiten un 80% menos de dióxido de carbono; son mucho menos ruidosos y usan un combustible elaborado con un recurso natural renovable.

Los colectivos que funcionan con biodiésel llegaron a la ciudad de Buenos Aires. Por ahora serán dos unidades de las líneas 91 y 132. Se trata de una prueba piloto que durará un año, para evaluar la implementación de un plan a mayor escala. 
Con anterioridad ciudades como Santa Fe y Salta se sumaron a la tendencia mundial. Además de los coches con biodiesel en la región hay incorporación de vehículos híbridos, utilizan gasoil y también baterías para hacer más eficiente el consumo. 
Se estima en el futuro poder incorporar unidades completamente eléctricas al sistema de transporte en el país. De hecho el Gobierno nacional autorizó este año la importación de hasta 350 colectivos eléctricos por parte de fabricantes o importadores de vehículos, con un cupo máximo de 60 colectivos por empresa y por un plazo de tres años.

Combustible biodegradable
¿Qué diferencia a estos colectivos con biodiesel de los demás? En vez de gasoil, utilizan B100 (100% biodiésel), un biocombustible biodegradable que se elabora a partir de grasas animales o aceites vegetales, que son recursos abundantes en la Argentina. Se trata de un combustible eficiente y con un gran poder de lubricación, por lo que alarga la vida útil de los motores y suaviza la marcha. 
Por otra parte, se lo puede mezclar con otros tipos de diésel sin riesgo de arruinar el motor. Una de las grandes ventajas del B100 es que los vehículos que lo utilizan emiten un 80% menos de gramos de dióxido de carbono por kilómetro que los que usan gasoil. 
“Estos colectivos tienen menores niveles de emisión y hacen mucho menos ruido -explicó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante la presentación de las unidades. 
Esta prueba piloto surge de la colaboración entre el Ministerio de Transporte de la Nación y la Secretaría de Transporte de Ciudad, junto con tres empresas privadas que son las que asumen los costos. Scania y Agrale proveen los colectivos y Explora fabrica el combustible. El B100 es un combustible líquido que se carga como cualquier otro. Para almacenarlo, colocaron un tanque de 1.000 litros en la cabecera de la línea 91 y otro en la del 132. La primera provincia en avanzar en el uso del biodiésel en el transporte urbano fue Santa Fe con su  proyecto Bio Bus. Y en octubre el proyecto fue solicitado desde Salta para empezar el cambio de unidades. Se proyectó que hacia mediados de junio la flota completa de colectivos en la capital salteña es decir 620 unidades, lleguen al 25% de mezcla de biodiesel y los colectivos  articulados, unas diez unidades, utilicen el 100% de biodiesel. Se estima que con su uso las emisiones se reducen en un 15%. 

Colectivos híbridos en Asunción

El Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), realizó días atrás la presentación de los primeros buses híbridos, que se integrarán al sistema de trasporte público del área metropolitana de Asunción. Se trata de tres unidades 0 km adquiridas por la empresa Ñandutí SRL. Cada unidad costó 170 mil dólares. Estos nuevos vehículos, se destacan por emitir menos cantidad de contaminantes y por ahorrar combustible, ayudando a mitigar el cambio climático y a disminuir las causas de las enfermedades cardiorrespiratorias.

Fuente: elterritorio.com.ar