Coca Cola-Femsa presentó hoy en Buenos Aires el pedido de apertura del procedimiento preventivo de crisis, argumentando una caída en el consumo en este rubro de 11,3 por ciento.

Tras una primera reunión en el Ministerio de Producción de la Nación, la empresa destacó que es sólo para su planta en el barrio porteño de Pompeya, donde trabajan más de 2.500 personas.

“Coca Cola-Femsa Argentina está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo”, aseguró la compañía en un comunicado.

“Hoy se desarrolló una primera reunión donde los representantes de Femsa expusieron la situación de la empresa”, informaron por su parte desde el Ministerio de Producción. El viernes se realizará un nuevo encuentro para analizar cuáles son las alternativas existentes y el camino a seguir.

Nota relacionada: EL CONSUMO DE VINO ES EL MÁS BAJO EN 10 AÑOS

El PPCE está previsto para los casos en los que el empleador planee afectar a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 empleados; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% del personal en compañías de más de 1.000 trabajadores.

“El Ministerio se comprometió a hacer un seguimiento de la compañía para ofrecer alternativas de superación de la crítica situación”

En Córdoba, fuentes oficiales de Coca Cola Andina, la planta ubicada en la autovía 19 (cerca de Malvinas Argentinas) y donde trabajan 1.500 operarios, aseguraron que no está previsto “en ningún caso ni ahora ni el futuro próximo” acompañar este tipo de presentaciones.