Si bien el Central bajó la tasa anual al 54,5% pero para industriales, constructores y empresarios del comercio no es suficiente, siguen estando muy altas.

Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial (UIA), la baja de las tasas es una buena señal, ayuda a dar leve oxígeno al capital operativo

Puede ayudar a descomprimir la situación financiera de las empresas que tienen que hacerse del capital de trabajo, pero deberían seguir bajando más, de manera sostenible y continuo”.

Julio César Crivelli titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) señaló este beneficio es “muy poco”. Desde el nivel dónde estabámos.

La baja es un leve incentivo pero todavía estamos lejos de un nivel pueda lograr que empiecen las inversiones”.

Con este nivel de tasas es imposible que se reactive el sector”, dijo al estimar que el nivel de financiamiento tendría que bajar -idealmente- según los niveles internacionales, al 20 o 25%.

Algo, por ahora imposible, con la inflación alta que tiene la Argentina.

La tasa de interés tiene un efecto muy poderoso porque decide o no si se hace la inversión”, explica. Actualmente, “con elecciones en ocho meses, y tasas de interés del 54%, es difícil que el constructor tome la decisión de invertir”.

Nota relacionada: PRODUCCIÓN UNIFICÓ EN EL FONDEP LAS POLÍTICAS DE BONIFICACIÓN DE TASAS PARA LAS PYMES

Gerardo Diaz Beltran, titular de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), “de todos los problemas que tienen las pymes, la tasa de interés es el más perverso.


Gerardo Diaz Beltran, titular de la Cámara de la Mediana Empresa

Por supuesto que esta baja, beneficia a la actividad comercial y productiva, pero partimos de una tasa de interés demasiado alta.

“Una pyme no debería pagar mas del 25%”.

Por eso, consideramos que hay que hay que seguir trabajando, porque con este nivel de financiamiento no hay margen para que ninguna pyme pueda trabajar.

Otro punto que planteó el empresario es que “los bancos no están bajando las tasas con la celeridad con que bajan los costos financieros”, advirtió.

Miguel Blanco, director de IDEA, opinó que la medida es positiva. “Espero que siga bajando”.