Más de 40 empresas metalúrgicas venden en el yacimiento, algunas ofrecen piezas y mecanizado y otras prestan servicios.

En el yacimiento de petróleo y gas ubicado al sur del país, Vaca Muerta, hace aproximadamente cinco años, empresas cordobesas formaron lo que hoy es el Clúster Industrial de Petróleo, Gas y Minería de la Provincia de Córdoba, que cuenta con 168 empresas y 7.500 trabajadores.

Industrias electrónicas, del plástico, tecnológicas, de seguridad y de ambiente, como también organizaciones públicas y universidades se sumaron a la asociación. La producción del grupo genera una facturación de 13 millones de dólares anuales, según la CIMCC

El grupo de Pyme comenzó a participar en el ámbito nacional de la Mesa de Vaca Muerte y de la Mesa de Minería. También opera para abrir una oficina en Neuquén con depósito para sus productos.

La clave de la industria cordobesa en Vaca Muerta fue encontrar lugares a través de los cuales pueda reemplazar los insumos traídos del extranjero. Tales como herramientas, partes de maquinaria, piezas y componentes mecanizados, electrónica y sensores.

“La gran mayoría son proveedores de grandes industrias, tienen incorporados normas de calidad y sistemas de producción que permiten enfrentar pedidos del sector petrolero, aun cuando se trata de realidades muy diferentes”, contó Karina Corradi, presidenta del clúster cordobés.

La empresaria es socia gerente de Antares, una Pyme metalúrgica que en base a carburo de tungsteno fabrica herramientas de corte y de metal duro. Trabaja para terminales como Volkswagen Argentina, Fiat Chrysler Automobile (FCA) y la Fábrica de Aviones (Fadea), y para autopartistas. Mientras que para Vaca Muerta produce válvulas y estabilizadores para extracción de petróleo.

Nota relacionada: EL CLÚSTER VACA MUERTA UNA OPORTUNIDAD DE VINCULACIÓN ENTRE PYMES Y GRANDES EMPRESAS