Se trata de Aethra, que llegó a mediados de 2012 acompañando a Fiat para producir ejes, suspensiones y sistemas de combustible. Alerta de metalúrgicos por impacto en empleo.

La crisis que impacta en la industria automotriz está lejos de limitarse a las terminales fabricantes de autos.

Tanto las metalúrgicas y productoras de bienes de capital, como las compañías autopartistas ya comenzaron a sentir el impacto de un segundo semestre de 2018 recesivo y un muy flojo 2019 por delante.

A tal punto que en el mercado ya comenzaron a sonar las advertencias de al menos tres compañías que aseguran que, de seguir con las tendencias actuales, la posibilidad de dejar de operar está cada vez más cercana.

Ese escenario ya comenzó a circular entre las cámaras empresariales e incluso llegó a los despachos de funcionarios provinciales y nacionales.

Según pudo conocer a través de Perfil Córdoba, una de las firmas más comprometidas es la multinacional Aethra, de capitales brasileños y que cuenta con una planta en Santa Isabel.

Se trata de una compañía que llegó a Córdoba a mediados de 2012, acompañando los planes productivos de Fiat y que en Córdoba se dedica a la fabricación de ejes, suspensiones y sistemas de combustible para el mercado local y países vecinos.

Nota relacionada: AUTOPARTISTAS ADVIERTEN QUE DE NO HABER CAMBIOS VAN A TENER QUE DESPEDIR PERSONAL

Autopartistas advierten que de no haber cambios van a tener que despedir personal.

Según el sitio web de la compañía, que cuenta con 12 plantas en Brasil, la unidad Córdoba “tiene líneas de producción automatizadas y robóticas para sistemas de combustible y suspensiones, utilizando el punto MIG y el proceso de soldadura por inducción, con la tecnología de automatización de Aethra”.

Premiada

Cuando comenzó a operar, Aethra arrancó con unos 70 empleados y su buena performance le valió que el Gobierno de la Provincia le otorgara dos premios en el marco del Día de la Industria: ganó el Premio al Emprendedor Industrial y una mención por Innovación Tecnológica. Terrorífico. “Las terminales están con un nivel de producción muy bajo, con capacidad ocupada del 25%, como en 2002.

Es terrorífico

Córdoba es la peor provincia en producción.

Si la situación se mantiene se va a superar largamente la reducción del 30% en personal. Y no estamos hablando de suspensiones sino de despidos”, marca un ejecutivo con plantas productoras de autopartes en Córdoba.

Desde la Comisión de Autopartes de la Cámara de Industriales Metalúrgicos advierten que están al tanto de la situación y que ya solicitaron audiencias con el gobernador Schiaretti y con el presidente Macri para encontrar alternativas de solución ante el preocupante panorama.

Fuente: Perfil Córdoba