Por la caída de las ventas, la fábrica de electrodomésticos BGH paralizó su planta en Tierra del Fuego y suspendió 830 trabajadores hasta mediados de abril.

La compañía –que produce televisores, cocinas, línea blanca, lighting, climatización del hogar, celulares
y pequeños electrodomésticos– no pudo escapar a la crisis que afecta a la industria electrónica de Tierra del Fuego, por las bajas ventas y la caída del consumo.

Ante esta situación, la compañía dispuso el cierre de su planta hasta el 18 de abril y la suspensión de sus 830 trabajadores, que cobrarán el 70 por ciento de sus sueldos mientras rija esta medida.

Desde la compañía aseguraron que no habrá despidos, sino que abrirán una convocatoria a retiros voluntarios. Sin embargo, admitieron que los contratos que finalizaron no fueron renovados. Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Río Grande denuncian que BGH “pretende despedir a 1.500 trabajadores entre Río Grande y Ushuaia en los próximos
meses”.

Nota relacionada: FATE INGRESÓ AL PROCEDIMIENTO PREVENTIVO DE CRISIS Y PELIGRAN 430 EMPLEOS

Fate ingresó al Procedimiento Preventivo de Crisis y peligran 430 empleos

En sus plantas, BGH produce electrodomésticos para marcas como Hisense, Huawei, Samsung, Sony, Alcatel, Cisco,
Google, Personal, Claro, Movistar, Intel, Microsoft, Directv, Motorola, Hacer, LG, y Nextel, entre otros.

Cuenta además con un centro de distribución propio de 25.000 metros cuadrados ubicado en la localidad de Spegazzini
(Ezeiza), donde realiza la logística y despacho a todos los clientes de la compañía, además del servicio
posventa.