La producción industrial de las pequeñas y medianas empresas cayó en enero pasado un 8,8% comparado con el mismo periodo de 2018, según un informe elaborado por la CAME.

De acuerdo con el organismo, se trata del noveno mes consecutivo que se registran bajas en el sector, el cual se encuentra trabajando con el 52,9 por ciento de su capacidad instalada.

Pedro Cascales, vocero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), dijo en FM Vos (91.5) que “es preocupante porque venimos arrastrando varios meses de caída, esto arrancó en abril del año pasado y si nos remontamos hacia atrás, diría que son siete años de caídas, con alguna leves subas.

El año pasado terminó con una baja del 2,5 y en enero arrancamos con 8,8 de caída, relacionado con la caída del comercio. Muchas pymes ya no están aguantando más, hay rubros particularmente muy afectados”.
Cascales dijo que “el consumo es el 80% de la economía y la inflación ha limitado el consumo.

Nota relacionada: ARGENTINA UN PAÍS RUMBO A LA DESINDUSTRIALIZACIÓN

Después hay dos factores, que son las altísimas tasas de interés, que impiden que uno pueda comprar en cuotas, y el altísimo nivel impositivo nacional, provincial y municipal. De cada 100 pesos que le ingresa a una pyme, 46 pesos se van en impuestos. La contracara de eso es la informalidad, que es muy alta en Argentina”.

El dirigente agregó que “es un círculo bastante negativo y en algún momento habrá que buscar otra salida, que es una baja de impuestos, baja de tasas, premiar a la inversión. Hoy paga lo mismo de impuesto a las ganancias el que invierte o el que compra Leliq”.

Creemos que la inflación va a ir bajando, pero no va a ser una baja drástica, posiblemente esté cercana al 30%, de casi 48% del año pasado, y el dólar seguro va a estar cercano a 48 o 49 pesos a fin de año.

Acompañaría a la inflación, pero para reactivar la economía en serio necesitaríamos una inflación muchísimo más baja. De los últimos 75 años en Argentina, solamente 13 tuvimos inflación de un dígito y 18 años hiperinflación de más del 90 por ciento”.

Cascales finalizó diciendo que “intentar manejar el dólar en Argentina siempre ha demostrado que no funciona, el dólar encuentra su equilibrio casi naturalmente”.