OTTAA Project ayuda a miles de personas con discapacidad a comunicarse y mejorar su calidad de vida. Conocé la historia y cómo funciona en esta nota.

El proyecto, cofundado por Héctor y Carlos Costa, nació con el fin de comunicarse mejor con su abuela y usar la tecnología para darle oportunidades aquellos que no las tenían.

¿Cómo? Los hermanos cordobeses crearon una plataforma en la que el usuario elabora una frase utilizando pictogramas, es decir, imágenes que representan acciones u objetos.

¿Cuál es la historia detrás de OTTAA Project? ¿Por qué se llama así?

OTTAA Project surge por un motivo 100% personal. En 2016, mi hermano y yo vivimos de cerca la imposibilidad de comunicación de nuestra abuela.

Así fue como nació el proyecto, la primera herramienta de comunicación aumentativa/alternativa inteligente para personas con impedimentos en el habla.

Ambos dedicamos nuestras vidas a la creación de esta herramienta que hoy ya cuenta con un equipo de 9 personas, con más de 40.000 beneficiarios, entre usuarios directos, familiares y profesionales en 11 países.

¿El nombre? Las siglas de OTTAA significan One Touch Talk Assistive App.

¿Qué los inspiró a emprender? ¿Tenían experiencia en el sector?

Nos inspiró a crear esta herramienta la imposibilidad de comunicarnos con nuestra abuela y ver la falta de soluciones acordes al desarrollo tecnológico disponibles para personas sin discapacidad.

Cuando vimos este desequilibrio en base a la posibilidad que tiene una persona -solo con impedimentos motrices- fue que decidimos desarrollar OTTAA; no solo para posibilitar la comunicación de personas con discapacidad; sino también para empoderar a aquellos que más lo necesitan mediante democratizar la tecnología.

En el momento que decidimos crear esto no teníamos conocimiento sobre emprender en tecnología. Todo lo capitalizado hasta hoy fue en base a lo aprendido en el camino, siempre con una postura de aprender de otros que hayan recorrido ese viaje.

¿De qué trata el modelo de negocio?

El modelo de negocio proviene de largas conversaciones con nuestros usuarios y con profesionales del área, hemos aprendido mucho en base a la empatía con la persona a la cual le vamos a vender, entendiendo su situación económica, sus conocimientos sobre tecnología y su condición familiar.

Al día de hoy OTTAA trabaja con dos modelos. Por un lado, en base a la comercialización de una licencia de uso del software para todos aquellos que ya tienen un dispositivo o conocimiento básico en tecnología. Por el otro, para todos aquellos que no tienen un dispositivo compatible o escasos conocimientos en tecnología ofrecemos un dispositivo con la licencia de OTTAA ya preinstalada y lista para usar, que al realizar el pago llega a las manos del cliente.

¿Qué valores buscan transmitir desde OTTAA?

Principalmente, el valor de la “Independencia”. OTTAA constantemente quiere transmitir y demostrarle a la sociedad que es posible integrar y empoderar a la persona con discapacidad por medio de la tecnología.

¿Qué desafíos iniciales tuvieron a la hora de empezar?

Los principales desafíos iniciales fueron la falta herramientas para crear un startup, así como también las dificultades para conseguir financiamiento en Argentina.

¿Qué desafíos tienen hoy?

Uno de los mayores desafíos que tenemos hoy en día es generar concientización en la sociedad sobre “el potencial que tiene una persona con discapacidad que no puede ser explotado por el solo hecho de no tener herramientas o disponer de accesibilidad”.

Otro desafío crucial para OTTAA está sobre el desarrollo tecnológico enfocado en posibilitar la comunicación de una persona completamente paralizada, pero 100% consciente con un método no invasivo, el cual lo estamos logrando mediante el trabajo con actividad eléctrica cerebral.

Si tuvieran que volver el tiempo atrás, ¿de qué se arrepienten? ¿qué cambiarían?

Arrepentir, la verdad que de nada. Consideramos que todo lo realizado siempre fue en base a la visión y al conocimiento que disponíamos en ese momento, por lo que representaba la mejor opción posible. El montar una compañía es un proceso de aprendizaje de prueba y error que generan crecimiento en lo profesional y personal.

Igualmente, si nos encontráramos con el conocimiento de hoy iniciando OTTAA, haríamos las cosas de otro modo, eso es 100% seguro.

¿Fue emprender un antes y un después en sus vidas? ¿Por qué?

Si totalmente. Tener la posibilidad de ser independiente y ser uno, el que marca su propio camino es algo que no lo cambiaríamos por nada. Una de las cosas más importantes que aprendimos es ver como OTTAA ha crecido en todos sus aspectos y como con nuestro trabajo estamos cambiando la calidad de vida de miles de personas por medio de la comunicación.

¿Cómo se ven de acá a 5 años? ¿Qué planes proyectan a futuro?

En 5 años nos vemos como una de las empresas lideres de LATAM & el GCC en tecnología asistida para personas con discapacidad. A futuro proyectamos crecer en cuanto a presencia comercial en Latinoamérica y los países del GCC (Consejo de Cooperación para los Países Árabes del Golfo). En relación al desarrollo tecnológico, proyectamos seguir llevando la última tecnología a las manos de personas con discapacidad.

¿Qué opinan del ecosistema EdTech en la Argentina? ¿Qué avances encuentran y qué queda todavía por mejorar?

Tanto en EdTech como en otras verticales, vemos muchos emprendimientos en etapa de ideación y sin posibilidad de dar el salto para la primera inversión privada. Esto se lograría a través de inversores ángeles o grants del gobierno, y en Argentina faltan los dos. Es muy difícil para un emprendedor local aprender a gastar plata para maximizar los resultados.

Mas específicamente en cuanto a nuestro sector, se están empezando a ver nuevos desarrollos con buen financiamiento y equipo, lo que nos pone muy contentos ya que es un ambiente que requiere mucho tiempo e inversión inicial.

¿Cuál fue el consejo más importante que les dieron?

“Avanzar rápido o despacio, lo importante es siempre ir para adelante”

¿Qué consejo les darían a otros emprendedores?

Les diría que no tengan limitaciones para ir a otros países a ver lo que está disponible en su industria y para absorber más a su mentalidad y conocimientos. Además de esto, si realmente tienen la convicción de materializar sus proyectos, la oportunidad de financiamiento se encuentra en el exterior y lamentablemente por lo pronto no en Argentina, realmente esperamos que esto cambie ya que en nuestro país lo que sobra es la capacidad y materia gris y el coraje para hacer que las cosas pasen.

Fuente: Endeavor Argentina

Puede ser de interés: EL PROYECTO DE LEY DEL CONOCIMIENTO EN MARCHA