La nueva norma establecerá nuevos beneficios fiscales y medios para simplificar el pago de impuestos. El proyecto se enviaría este mes al Congreso

El envío del proyecto de Ley Pyme II al Congreso se concretará en lo que queda de este mes. 

La nueva norma establecerá algunos beneficios como la posibilidad de pagar saldos de IVA a los 30 días y la aplicación de saldos del Impuesto a los Débitos y Créditos para cancelar otros impuestos, señala Ámbito Financiero.

También se prevé avanzar en una simplificación de pago de impuestos, para evitar así que tanto el dueño de su empresa como el contador de la misma tengan que estar constantemente afrontando vencimientos de todo tipo.

Nota relacionada: PLAN “MAMUSHKA”: EL GOBIERNO IMPULSA LEY PYME CON REFORMA LABORAL Y TRIBUTARIA DENTRO

La nueva ley también reincorporará el beneficio para las utilidades reinvertidas. Sea por este mecanismo o por una reducción de alícuotas, los empresarios consultados dicen que se prevé otorgar una ventaja a las pymes frente al Impuesto a las Ganancias, en comparación con las firmas grandes.

En este caso, existe un cronograma previsto en la Reforma Fiscal del 2017 que estipula que para 2020 las alícuotas deben bajar al 25%, desde el 35% que regía en 2018.

Los empresarios están particularmente interesados en que la nueva norma contemple la posibilidad de que se puedan aplicar saldos a favor que tienen en la AFIP para cancelar diferentes impuestos, señala el matutino.

Los saldos a favor de empresas se actualizan a una tasa de interés del 6% anual, denuncian las pymes, mientras que por otro lado la AFIP cobra 4 % mensual por atrasos al pagar vencimientos.