Las cámaras que integran la Unión Industrial expusieron al funcionario la realidad de cada sector. “Hay un máximo de preocupación”, sostuvo Marcelo Uribarren, titular de la entidad. Prevén un nuevo encuentro dentro de un mes

Por espacio de casi dos horas, el ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, mantuvo en Bell Ville un encuentro con industriales cordobeses que le plantearon el presente complejo que atraviesan y demandaron la rápida intervención del Gobierno.

La actividad se concretó en una visita que realizó el funcionario a la ciudad cabecera del departamento Unión, donde dejó inaugurado un Centro de Formación Profesional junto a los principales dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica.

Sica mantuvo un encuentro con las cámaras asociadas a la Unión Industrial de Córdoba, y la charla sirvió “para transmitir la realidad”, según expresó Marcelo Uribarren, presidente de la institución. 

En diálogo con el diario el Puntal de Villa María el industrial local explicó que el funcionario “tomó nota de de que hay temas a resolver, algunos que tienen que ver con burocracia y otros con ponernos de acuerdo”.

Indefectiblemente, en la charla surgió el contexto económico que atraviesa el país. Al respecto, Uribarren mencionó que “cuando hablamos de la parte económica, -ellos- tienen confianza de que la situación de caída se puede empezar a revertir. Nosotros a eso no lo vemos, no somos economistas, vemos como están los sectores nuestros y la industria cordobesa. Hay un máximo de preocupación”. “Estimamos que la cosecha algo ayudará, pero no será definitivo”, dijo.

En la reunión se abordó algunos aspectos calificados de “urgentes”. Entre ellos se debatió las moratorias de Afip como así también la postergación de embargos para evitar una presión mayor a empresas asfixiadas.

“Ellos tomaron nota de todos los planteos nuestros. Existe un compromiso de que esta reunión se hará cada 30 o 35 días para que podamos medir la situación y qué se solucionó y qué no”, insistió. 

Nota relacionada: CON LA INDUSTRIA EN TERAPIA INTENSIVA, EL GOBIERNO NEGOCIA MEDIDAS PARA EVITAR DESPIDOS MASIVOS

Sobre la presión fiscal, uno de los principales reclamos del sector industrial, Uribarren mencionó que “analizando el presupuesto actual, la presión será una de las más altas de la historia. Esto está firmado y será así. Nos prometen que a fin del año que viene 2020 no habrá más retenciones; que se empezarán a bajar hasta que desaparezcan. Creo que este año la presión no va a bajar a pesar de que es uno de los principales inconvenientes, que nos saca de competencia”.

Cuando exportamos, teníamos un reintegro de exportación para compensar la diferencia de presión fiscal con respecto a los competidores extranjeros. Ahora al prácticamente ser eliminado (pasó del 8% al 2%) se el impacto, y esto este año no va a cambiar la situación”, aclaró.

Bell Ville, capital metalúrgica

Sica llegó a Bell Ville en horas de la mañana. El objetivo inicial fue encabezar la inauguración del Centro de Formación Profesional “José Ignacio Rucci”, que la organización gremial inauguró en esa ciudad.

El titular de Industria junto a Caló y dirigentes de la UOM en la inauguración del Centro.

Además de Sica estuvo presente el intendente Carlos Briner, el secretario general de la UOM, Antonio Caló, el secretario de Empleo del Ministerio de Producción y Trabajo, Fernando Premoli, y Mariano Cuttel, de la Agencia de Empleo de la capital provincial, entre otros.

En la inauguración, Francisco Argüello, titular de la delegación local, remarcó que en el centro pondrán herramientas “a favor de aquellos trabajadores que por primera vez incursionan en el mundo de la metalúrgica o como para aquellos que ya están en la actividad, pero que también quieren calificarse”.

Insistió además que existe el compromiso de incorporar mayor tecnología a la dependencia con la necesidad de jerarquizar el aprendizaje “y la aplicación calificada de los propios obreros en los lugares de trabajo”. 

Sica, por su parte, aseguró que este tipo de acciones reflejan una inversión “en futuro y en formación, porque estamos sembrando industrias. El cambio tecnológico a nivel mundial muestra que las formas que estamos produciendo están cambiando”.

“Por estos procesos de cambio, la industria está perdiendo empleo, porque está reemplazando cerebros por músculos.

La gran familia gremial de los metalúrgicos debe prepararse para la industria que viene”, insistió. Destacó además que la apertura del centro “garantiza a Bell Ville seguir siendo la capital industrial metalúrgica como lo ha sido hasta ahora

Fuente: Puntal Villa María