“El 70% de las ideas en la Argentina mueren por los problemas que genera el sistema impositivo”, fue una de las definiciones que dejó el seminario realizado en EXPO EFI 2019.

La palabra fintech resuena en la Argentina cada vez con mayor fuerza. Durante Expo EFI 2019, en La Rural, un panel integrado por ejecutivos locales explicó el maratónico avance del sectoranalizó su presente, y pronosticó sus desafíos más importantes con vistas al desarrollo de los próximos años.

El panel encargado de brindar el seminario estuvo integrado por Rosario Flores Vidal, management de Productos de Bind; Pierpaolo Barbieri, CEO de Ualá; Fabián Mealla, CEO Front; y José Vignoli, gerente general de InvertirOnline.com.

Para Vignoli, las fintech ocupan un lugar donde grupos poderosos no estaban accediendo por decisión propia. “No se preocupaban por hacerle la vida más fácil a la genteLa tecnología vino a democratizar todo lo que estaba vedado para muchas personasLas fintech molestan a los poderosos y ayudan a todos”, aseveró Vignoli en su primera intervención.

En InvertirOnLine.com manejamos todo el dinero que la gente tiene y buscamos canalizarlo en el mercado de capitales, mediante inversiones en bonos, acciones u otros instrumentos. Tratamos de hacer sencillo las operaciones que antes estaban imitadas a gente de mucho poder adquisitivo”, explicó.

Por su parte, Fabián Mealla, CEO de Front explicó los pilares en los que se basa Front, una fintech que focaliza los ahorros de las personas en diferentes objetivos.

El sistema que creamos le dice al inversor cuanto debería invertir para poder alcanzar determinado objetivo y luego explica cuando podrías contar con el capital para poder llevar adelante ese objetivo. La aplicación se basa en tres pilares. Por una lado, la Economía del Comportamiento. Cómo motivarnos a alcanzar los objetivos. Y luego usa diferentes metodologías de inversión para que cualquier ahorrista, con solo 100 pesos, pueda acceder”, precisó.

Rosario Flores Vidal, por su parte, pronosticó que será “colaborativo” el sistema financiero del futuro“Ya funciona así en Europa. El 50% de los argentinos aún no tiene cuenta. Y desde Bind queremos ayudar a mejorar ese sistema”.

Por su parte, Barbieri enfatizó que el objetivo de Ualá sigue siendo el mismo: crear una respuesta a los problemas de acceso al crédito para muchas personas. Desde su inicio, Ualá emite una tarjeta gratuita MasterCard que le permite a sus usuarios suscribirse, por ejemplo, a servicios de video vía streaming como Netflix.

En Ualá no somos un banco, no queremos ser un banco. El problema no es si el vaso esta medio lleno o medio vacío, sino si se tiene sed. Ualá es una fintech como respuesta a la sed. Porque si queremos que la gente crea en el capitalismo, hay que mejorar el sistema. Las fintechs tienen normas internacionales para poder subsistir, pero hay limitaciones. No obstante, en la Argentina la discusión debe si le damos a la gente la posibilidad de tener una mejor calidad de vida. Cuantas más propuestas haya es mucho mejor. Más del 50% de la gente que hoy tiene Ualá, antes no tenía ningún tipo de acceso a una tarjeta de crédito”, remarcó.

Los ejecutivos también se refirieron a cómo es la actual convivencia de bancos y tecnología. En ese contexto, Vignoli reconoció que al principio “hubo recelo” por la posibilidad de que las nuevas fintechs le quitaran clientes a los bancos tradicionales.

Después se vio que emprendimientos como las fintech podían llevar adelante algunas cosas que los bancos no podían hacer. Lo importante, en definitiva, es poder seguir compitiendo”, expuso.

Mealla, por su parte, describió que “desde el primer día, en Front sabíamos que sí o sí necesitábamos de un partnership con un bróker” para poder trabajar. “Para nosotros era inevitablemente, nos teníamos que unir”, aseveró. “Nuestra aplicación desarrolla carteras armadas por volatilidad. No tenemos perfil de una persona, pero si de acuerdo a cada objetivo, aparece un perfil. Y para cada uno, se trata de maximizar el retorno”, puntualizó.

Por su parte, Vidal remarcó que en la actualidad Bind posee la mayoría de las Apis en la Argentina. Una API (siglas de ‘Application Programming Interface’) permite que distintos sistemas dialoguen entre sí de manera automática. Además, abre la oportunidad para que dos o más recursos de distintos dueños, de distintos desarrolladores, de distintos servicios, puedan comunicarse entre sí a través de una conexión, generando una interacción que puede facilitar, en el caso del mundo financiero, la vida de cualquier usuario o empresa. “Las oportunidades que existen en la Argentina, con toda la gran masa de gente que aún existe por afuera del sistema de bancario, es una excelente oportunidad. Por tal motivo en Bind somos pro fintech”.

Barbieri, en cambio, aseveró que a Ualá “le enorgullece trabajar con Bind, con Galicia y con otras entidades”. “Las Apis abren el juego y facilitan muchas cosas. Por ejemplo, cuando arrancamos, se tardaban 96 horas en cargar dinero en una cuenta de Ualá. Hoy con el uso de diferentes Apis es automático”, comentó.

Desde las diferentes fintech también se refirieron al actual marco regulatorio que existe en el país.

Puede ser de interés: BANCOS VS FINTECH

Vidal remarcó, en ese sentido, que “se necesita aún un marco regulatorio propicio”. “Falta uno similar al que posee en Europa. El BCRA si ha sacado algunas normativas que favorecen el desarrollo de las fintechs, pero se necesita mucho más.

El CEO de Ualá se mostró a favor de que “que existan algunas regulaciones que limiten el trabajo de las fintech”. “Actualmente, ya hay dos bancos sin sucursales. No todos pueden hacer todo y eso también es bueno”.

Por el lado de Front, Mealla recordó los inicios de la fintech. “Cuando tomamos la decisión de hacerlo nos planteamos hacer las cosas bien para no ir en cana a los 25 años. Así y todo tuvimos algunos inconvenientes. Hay reglas y están para cumplirse. A nosotros nos costó, pero creo que en los últimos años se hicieron cambios para que salgan más fintech y sea todo un poco más fácil”, contó. “Ahora ya estamos habilitados por la CNV. Tenemos unos 1.200 usuarios activos que ya tienen en inversión unos $ 15.000 en promedio”, detalló.

En cambio, desde Invertir OnLine, Vignoli prefirió hacer un análisis sobre la actualidad de cada uno de los sectores fintech. “Lo que los usuarios deben tener en cuenta es que hay diferentes tipos de fintechs. Actualmente, las más complicadas son aquellas que pretenden prestar dinero. La nuestra, en cambio, que trabaja sobre inversiones y el dinero de las personas, tiene el marco regulatorio más establecidos”, expuso.

“No obstante, debe tenerse en cuenta que “el 70% de las ideas en la Argentina mueren a partir de los problemas que generan el sistema impositivo. Es lo que hay que modificar. Actualmente, el sistema impositivo es de terror y torna inviable un montón de proyectos”, fustigó.

Por último, los ejecutivos imaginaron cómo será el futuro de las fintech en el país“En los próximos 10 años no habrá gente fuera del sistema. Creo que habrá un re building de servicios financieros”, enfatizó Barbieri.

Vidal, por su parte, pronosticó que “el futuro estará marcado por una mayor velocidad y mejor experiencia de los usuarios”. “Eso llevará a las firmas a ganar más mercado, porque aún habrá muchas oportunidades”, estimó.

El CEO de Front, en tanto, vaticinó un sistema financiero más “transparente”. “Y esa transparencia vendrá de la mano de la mano de las fintech”.

Por último, Vignoli aseveró que las fintech necesitan de la ayuda del mundo de la política. “Nuestro compromiso es grande, pero la otra parte debe hacer una parte. Debemos salir del ostracismo y, para eso, cambiar el sistema tributario es fundamental”, concluyó.

Fuente: Infotechnology