Por Rodolfo Ramírez Fundador Redbox & Mentor Endeavor México

Al colaborar con empresas líderes en innovación, que están marcando el camino en sus diferentes industrias, hemos tenido la espectacular oportunidad de aprender junto con algunas de las mentes más brillantes de nuestra región, qué es lo que debe hacerse para que este concepto no solo sea un término de moda, sino una verdadera herramienta de creación de valor.

Podría resumir en 3 puntos los aprendizajes clave:

1. La innovación es un permiso para construir el futuro. Nuestros clientes nos han mostrado que cuando alguien quiere innovar, y espera resultados de corto plazo, es muy probable que fracase. Su ejemplo ha sido que buscan crear el futuro, y no necesariamente estamos hablando de disrupción o de crear uno de los famosos “unicornios”, sino de darse la oportunidad de pensar en grande, lo que permite abrir muchos escenarios a explorar. Se trata de pensar en grande, y luego, haciendo ingeniería en reversa, buscar soluciones de corto, mediano y largo plazo para lograrlo.

Puede ser de interés: ECOINNOVACIÓN: GANA EL MEDIOAMBIENTE Y LA ECONOMÍA

2. Se debe encontrar un propósito interesante y provocador como objetivo de la innovación. Esto es clave, pues a la gente se le dice que hay que innovar, pero no se le dice porque hacerlo. Cuando la gente tiene claro este punto, yendo más allá de un resultado de corto plazo y pequeño, es más fácil que se sume.

3. Se deben establecer diferentes métricas, no solo la de resultados comerciales de corto plazo. Aprendizaje es una de ellas, pues a veces, cuando un proyecto fracasa, se aprende que hay otros caminos muy interesantes a explorar, que no se hubieran descubierto de otra forma. No se trata de glorificar el fracaso, sino de capitalizar los aprendizajes para buscar nuevas alternativas.

Aunque hay muchos factores para que la innovación suceda, estos 3 son fundamentales, si buscamos generar valor para la humanidad, pues hay que pensar en gran escala, aunque se empiece en pequeño, para poder innovar.

Por lo anterior, si quieres innovar, no pienses solo en pequeños objetivos, date permiso de pensar como puedes crear algo que mejore la vida de muchos en el futuro. Este gran permiso, te abrirá muchas canchas, de varios tamaños para empezar.

Fuente: medium.com