Con propuestas diferentes, las startups generalmente están posicionadas en los segmentos de tecnología de aplicaciones, educación, medios, comercio electrónico y entretenimiento. Frente a un escenario económico complejo, los números muestran que las startups siguen generando crecimiento y oportunidades de empleo.

En general, se distinguen por ser dinámicas y aventurarse a usar nuevas tecnologías dentro de sus procesos. Estas características se han vuelto atractivas para los segmentos más jóvenes de trabajadores, ya sea que busquen su primer empleo o formar parte de una empresa innovadora. Al mismo tiempo, las startups se encuentran en búsqueda de talento joven y actualizado, con el objetivo de sumar valor para sus empresas y hacerlas despegar.

“Estas organizaciones tienen particularidades que pueden funcionar muy bien para algunas personas, pero no para otras. Por eso es importante que los trabajadores evalúen si ese tipo de empresa tiene que ver con su personalidad e intereses profesionales. Leer evaluaciones en la plataforma Love Mondays es muy útil para tomar la decisión de trabajar o no en una startup”, explica Luciana Caletti, CEO y Co-Fundadora de Love Mondays.

Para ayudar a las personas a conocer mejor su panorama, la empresa, que forma parte de Glassdoor, el sitio de empleos y reclutamiento, ha elaborado una lista de pros y contras de trabajar en este tipo de organizaciones.

Pros

Según los profesionales que trabajan en startups, uno de los aspectos mejor considerados es el ambiente de trabajo. Esto sucede porque, en general, son empresas jóvenes, dinámicas y llenas de energía. Los lugares de trabajo y dispositivos anti-estrés en la empresa, tales como videojuegos y espacios para relajarse son uno de sus grandes atractivos. También se destacan por poseer un ambiente de trabajo informal, algo muy apreciado principalmente por los jóvenes.

Puede ser de interés: LA STARTUP ARGENTINA QUE DISEÑA NANOTECNOLOGÍA PARA PROTEGER EL MEDIOAMBIENTE

Otro aspecto admirado por quien trabaja en una startup es la flexibilidad de horarios, ya que gran parte de estas jóvenes empresas privilegia el trabajo entregado por plazos antes que la presencia del empleado en la oficina. El siguiente punto en la lista es el aprendizaje, ya que al crecer junto con la empresa el profesional también aprende mucho y se dedica a diferentes actividades que suman a la trayectoria laboral.

Contras

Como todo en la vida, las startups también poseen algunos puntos negativos de acuerdo con sus empleados. Uno de los puntos más votado por quien trabaja en este tipo de empresa son los sueldos. Estos no suelen ser iguales a los de las grandes empresas debido de que los negocios están en su fase inicial. La cuestión de los beneficios (vacaciones, aguinaldo u obra social) sigue en la lista por el mismo motivo, al paso que procesos, sistemas y herramientas aparecen como otro punto poco apreciado en las startups. Por ser empresas nuevas, suelen tener procesos poco definidos y establecidos además de contar con una estructura organizacional más delgada que puede no agradar a algunas personas.

Una baja oportunidad de progreso en la carrera es apuntada por los trabajadores como otro punto negativo de los startups, que también son vistas como un lugar en el que existe un exceso de trabajo debido al cuadro reducido de empleados. Como puede observarse, estas organizaciones poseen tanto características positivas como negativas en su operación. Tomar en cuenta estos puntos ayudará a los trabajadores a evaluar si ese tipo de empresa tiene que ver con su personalidad e intereses profesionales.

Fuente: TyNMagazine