La Fintech Agilis liderada por Kaszek Ventures, fundada en 2017, ofrece crédito donde el auto sería la garantía, es de fácil acceso, con una tasa muy por debajo del mercado y un mayor plazo.

Pese a que su uso está poco difundido en la Argentina, el crédito con garantía vehicular es una solución interesante para quienes necesitan sacar un préstamo con las mejores condiciones de financiación. Una cuota inicial hasta 5 veces más baja, gracias a una menor tasa y un mayor plazo, es el principal beneficio de esta opción que desembarca en el mercado local. Cómo funciona y cómo solicitarla.

Ahora se puede sacar un crédito usando al auto como respaldo, a través de Agilis, la primera plataforma online de créditos con garantía en la Argentina, que busca revolucionar el mercado local y cambiar la manera en que se accede a un préstamo en el país.  

Cada vez más argentinos recurren a préstamos personales para pagar los consumos de la tarjeta de crédito, cancelar deudas, hacer realidad un proyecto o abrir un negocio. Y aunque el crédito hipotecario ganó fuerza de la mano de las Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs) en 2017 y a comienzos de 2018, la disparada del dólar que se produjo en los últimos meses hizo que aquellos que abonaban pagos mínimos se encontraran con tasas de más del 130% y problemas para ordenar sus finanzas.

A esta situación se le suma que solicitar un crédito genera incertidumbre y angustia. Muchas veces, resulta una experiencia tediosa, a causa de los mecanismos lentos, las largas esperas y la entrega de “papelerío” por los que hay que pasar, con el consiguiente riesgo de que luego la plata no alcance y se desaproveche la oportunidad.

En este contexto de volatilidad cambiaria, el crédito con garantía vehicular se presenta como una opción tentadora para atender distintas finalidades, ya sea adquirir bienes de capital, comprar una vivienda o un local comercial, iniciar una inversión o poner en marcha una refacción, entre otras. Pese a que su uso aún está poco difundido en el país, posee múltiples ventajas que muchos desconocen.

Puede ser de interés:

¿En qué consiste?

Se trata de una herramienta crediticia de libre destino que tiene como objetivo ayudar a las personas a mejorar su salud financiera. La modalidad se dirige a propietarios de automóviles que utilizan los vehículos como respaldo del pago, pudiendo hacer uso de ellos mientras tanto. A pesar de que éstos continúan en posesión de los dueños, pasan a estar a nombre de la institución en cuestión.

De este modo, la transacción se considera de menor riesgo, ya que aumenta el compromiso por parte del deudor y la compañía obtiene una mayor seguridad de que el pago se va a efectuar, dando lugar a una mejora en las condiciones.

“Nuestros clientes acceden a cuotas iniciales que son desde 2 hasta 5 veces más chicas que las que ofrecen otras alternativas del mercado para el mismo monto. Los préstamos deben estar al servicio de las personas; si ese orden se invierte, significa que el sistema no está funcionando adecuadamente”, afirma Alejandro Safdie, Líder de Préstamos con garantía vehicular de Agilis.

¿Cómo solicitarlo?

El trámite consta de dos etapas, en las cuales el cliente está acompañado por asesores financieros, y no demora más de 7 días hábiles en ser completado. La primera toma 5 minutos, es 100% online y consiste en la preaprobación del crédito, su diseño a medida y una cotización personalizada. En la segunda, se realiza la aprobación final luego de validar la documentación, cuando se chequean los datos consignados en el formulario.  

En caso de aprobación, el cliente se acerca a las oficinas de Agilis, donde firma la documentación del crédito, y recibe el desembolso a través de transferencia electrónica a las 72hs. Desde que se inicia la solicitud hasta que se recibe el dinero, el proceso no demora más de 7 días hábiles.