Será de uso obligatorio desde los $6 millones, cuando iba a serlo desde $50.000. Especialistas advierten por monto elevado. Promesa oficial es reducir gradualmente la cifra para todos los sectores

El Gobierno determinó mediante una resolución que la Factura de Crédito Electrónica MiPyme va a ser de uso obligatorio recién para montos iguales o superiores a $6 millones. Originalmente, iban a ser desde $50.000. Con la medida, casi ninguna empresa podrá usarlo en el primer momento.

La Factura de Crédito es un instrumento ejecutivo creado por la Ley de Financiamiento Productivo. Cuando una pyme le vende a una empresa grande, la factura emitida, una vez aceptada por la compradora, se convierte en un instrumento equivalente a un cheque.

Con eso la pyme emisora puede recurrir a un banco o al mercado de capitales para negociar ese instrumento con tasas de riesgo equivalente al de una empresa grande. Pero varios representantes de empresas plantearon objeciones.

Puede ser de interés: BUSCAN QUE MÁS PYMES PUEDAN ACCEDER AL MERCADO DE CAPITALES

Según le dijo el secretario de Simplificación Productiva, Pedro Inchauspe, a este diario, algunas de las corporaciones más grandes reclamaron que el sistema no se implemente todavía.

Solicitaron un año de plazo. “Nosotros dijimos que no, que el régimen va a salir”, explicó. Frente a ello, plantearon la necesidad de ir incorporando el mecanismo de Factura de Crédito Electrónica de manera gradual. Inchauspe insistió en que “vamos a acompañar a las empresas.

Por eso, el secretario de Simplificación aclaró que “se va a arrancar por facturas de $6 millones para todos los sectores para luego ir bajando los montos gradualmente”. En tal sentido anticipó que “en 45 días vamos a fijar umbrales por cada sector”.

La explicación es que de lanzarse el sistema en su plenitud se pueden generar cuellos de botella en los sistemas informáticos por la gran cantidad de documentos emitidos.

Al respecto, el titular de la Coordinadora de industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, explicó que los empresarios “habíamos propuestos que hubiera umbrales diferentes por cada sector económico” y reveló que las alimenticias “pidieron que fuera a partir de los $2 millones”

Según señaló Vicente Lourenzo, consultor pyme, “el instrumento había despertado expectativas positivas” entre las empresas. “En la práctica son muy pocas las que facturan $6 millones”, agregó.,Del mismo modo, Ezequiel Passarelli. del estudio SCI, también consideró que el umbral de $6 millones “es la muerte de la factura de crédito”.

El sistema en realidad, comenzó a aplicarse sólo para el sector automotriz a partir de febrero de este año. también con $6 millones (u$s132.000). En mayo se sumaron bancos, compañías de seguro y empresas de servicios. En junio se incorporará la industria manufacturera y del petróleo.

Fuente: Ámbito