En medio de la recesión y de la contracción de la economía, el consumo continúa arrojando datos negativos. En mayo, la retracción habría sido de 10,5% respecto a las cifras registradas durante el mismo mes del año pasado, según estimó la consultora Focus Market, que señaló que el acumulado para los primeros cinco meses del año dejó un saldo de 10,6% a la baja frente al mismo período de 2018.

De acuerdo con el relevamiento de la consultora, el registro de precios marcó en mayo un incremento de 57,2% interanual para los productos empaquetados, lo cual se aproxima bastante a los datos de inflación acumulada durante este lapso. El alza de precios, sumado a la caída del consumo, dejó como resultado para el importe facturado durante el mes pasado un incremento de 41,7% interanual. En unidades físicas, el estudio indica que se vendió 9,8% menos que en mayo del año pasado y el ticket promedio de compra fue de $ 207,32, lo cual implica un incremento de 51% interanual por cada ocasión de compra.

“Las transacciones, que también muestran el mismo signo negativo con una variación de -6,4% vs. mayo del año pasado, nos indican que sigue continuando la tendencia de menos unidades por acto de compra. En mayo ese promedio de unidades por ticket fue de 4,48, frente a 4,65 del año anterior. Son variaciones decimales, pero reflejan una tendencia”, señaló el reporte elaborado por el economista Damián Di pace.

Según el estudio, todos los segmentos arrojan datos negativos en consumo en la comparación interanual, y el más afectado fue el de artículos de limpieza, que mostró una caída de 17,29% respecto al mismo mes de 2018. A este le sigue la categoría de bebidas, que tuvo una contracción de 12,7% interanual, mientras que los rubros de alimentos y de cuidado personal cayeron 7,8% y 5,8%, respectivamente.

Focus Market afirma que las bebidas (sin alcohol, principalmente) y los lácteos, seguidos por las categorías de cuidados del hogar y algunas subfamilias pertenecientes a la categoría de alimentos fueron las de mayor contribución en la caída del consumo durante el mes pasado. “Dentro de ese marco, la canasta básica continúa mostrando algunas categorías como harinas, harina de maíz, arroz, azúcar, pastas secas, etc., con variaciones positivas, por tercer mes consecutivo, pudiendo ser esto la antesala de la recuperación del consumo en el canal”, señaló el estudio.

En cuanto a la región más afectada, el reporte señala que fue el área comprendida por la Capital junto al Gran Buenos Aires, donde se exhibe una caída del consumo de 13,67%, mientras el interior del país marca una contracción de 9,56%. A la vez, el número de transacciones en el Amba cayó un poco más del doble que en el interior del país, con descensos interanuales de 6,16% y 3%, respectivamente.

Fuente: El Economista