Como las empresas B y las socialesAparecen también nuevos conceptos, como negocios de impacto, finanzas éticas o economía circular. 

Igual de importante es garantizar que el paradigma por el que se toma la decisión de invertir pase de la producción de bienes o la prestación de servicios que sean exclusivamente rentables a la producción de aquellos que, además de rentables, sean útiles para la humanidad y que no conlleven un costo social o ambiental.

Estos desafiantes paradigmas de desarrollo que proponen novedosos esquemas legales tienen como marco lo que se denomina «nueva economía». Bajo este flamante paraguas han nacido nuevos formatos de organizaciones empresariales, como las empresas B y las socialesAparecen también nuevos conceptos, como negocios de impacto, finanzas éticas o economía circular. 

Por definición, las empresas B:

 1) incluyen en su objeto societario, además de la propia actividad por desarrollar, la generación de un impacto social y ambiental

2) atienden el interés de empleados, clientes, proveedores, comunidad y el ambiente, además del de los socios y accionistas

3) son transparentes en la gestión, con publicación de reportes anuales auditados por terceros independientes

Los negocios de impacto están vinculados al triple efecto ya descripto y se caracterizan por aportar a la sustentabilidad y ser permeables a la inclusión económica de sectores desfavorecidos.

Las finanzas éticas son aquellas enmarcadas en los criterios de banca sustentable, orientada a financiar la creación y crecimiento de estos nuevos formatos empresariales, implementando mecanismos de microcréditos para quienes se inician, como líneas de «mesofinanzas» por montos mayores para consolidar o expandir emprendimientos ya en marcha.

La economía circular es un sistema que reutiliza y revaloriza los materiales para convertir los residuos en recursos y materia prima para otro proceso productivo.

Estos ejemplos confirman una tendencia de crecimiento sostenido en el mundo empresarial a tal punto que no hemos ya de hablar de la economía que viene, sino de la que afortunadamente ya está entre nosotros.

Lee también: ¿EN QUÉ CONSISTE LA ECONOMÍA CIRCULAR?