Baquero Translations es una pyme cordobesa que ha logrado posicionarse en el mercado internacional. Desde hace años asiste a distintos eventos nacionales e internacionales.

Recientemente ha sido calificada entre las principales empresas exportadoras de servicios de traducción por la CSA Research de los Estados Unidos. Esta empresa investiga anualmente el desempeño de las compañías lingüísticas y elabora un ránking de las empresas mejor clasificadas en cada región. Este año, Baquero Translations se ubicó en el top 10 y se encuentra entre los proveedores de servicios de idiomas más grandes de América Latina y el Caribe.

Juan Baquero, director de la empresa, cuenta su experiencia de trabajo junto a la Agencia ProCórdoba“La importancia de participar en los programas que ofrece la Agencia, en sus eventos y actividades, radica en la constancia. No es que uno va a un evento y obtiene un cliente, un resultado inmediato. Estar presentes y hacer contactos es muy importante. Por eso nos propusimos estar en 4 o 5 eventos al año, vendiendo nuestros servicios, para que nos vean. Al haber establecido este ciclo, conocemos nuestro presupuesto para inversión en ventas.

A partir del énfasis puesto en la internacionalización de sus servicios, Baquero Translations logró un incremento exponencial en su facturación de los últimos 4 años, acercándose a un crecimiento interanual del 30%.

Cabe destacar que la industria de la traducción en Argentina es muy fuerte, con una alta calidad de profesionales, y por eso comparten el top 10 con otras 4 empresas nacionales en el ránking de la empresa CSA Research.

Con respecto a las expectativas para el futuro de la empresa, existen nuevos desafíos para afrontar. Actualmente, el principal mercado para Baquero así como para otras empresas argentinas, son compañías del mismo perfil pero más grandes, generalmente de EE.UU, Europa o Asia. Resulta complicado vender directamente a las grandes empresas que consumen traducción (Microsoft, IBM, Facebook, etc.) por que tienen demasiadas exigencias. Por ello, muchas veces en ferias y eventos lo que se hace es vender el servicio tercerizado. Aunque ahora el foco está puesto en saltar al intermediario: “Empezamos a animarnos, un poco y ahora queremos saltear líneas. Seguramente no vamos a llegar a estas grandes multinacionales, pero si a clientes más chicos que nos permitan generar un flujo de trabajo más directo, estableciendo una relación de proveedor-cliente final”, concluyó Baquero.