Con el dólar planchado, la atención para definir futuros ajustes en los surtidores se centra en el valor del crudo Brent, la inflación y el alza de impuestos pendiente. En lo que va del año, el litro de súper subió 18%. La venta de combustibles se incrementó 3,74% interanual por un fuerte repunte de la demanda de gasoil en el campo. Conflicto judicial por biocombustibles.

Los precios de combustibles tienen más margen para aumentar. Si bien la nafta de referencia -el litro de súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires- se encareció 18,16% en el primer semestre del año, todavía sigue debajo de la inflación acumulada a mayo y lejos de los valores de otros países de la región.

Con el dólar planchado entorno a $ 43, la atención para definir futuros ajustes se centra en el valor del crudo Brent en medio de la escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán; el 7,9% de incremento dilatado del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el valor de los biocombustibles, que el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, ajusta mensualmente en medio de una polémica judicial.

Un fallo de la Justicia federal de Jujuy a favor de la destilería del ingenio Ledesma obliga al funcionario a utilizar una vieja fórmula para establecer el precio de los biocombustibles, pero como la demanda sigue en trámite la cartera de Energía publica valores que no tienen en cuenta el tipo de cambio.

Por este motivo, los productores de bioetanol y biodiesel denuncian una jugada a favor del lobby petrolero. En el NOA, estiman que desde abril ya se perdieron uno $ 785 millones por subestimaciones en el precio del etanol, que adquiere casi exclusivamente YPF. “De los $ 29,230 por litro que correspondían en base a los costos reales de producción, la Subsecretaría de Hidrocarburos estableció para junio un precio de $ 24,073”, alertaron días atrás, según consignó El Tribuno.

Lo cierto es que Lopetegui y sus abogados apelaron el fallo para sostener la nueva fórmula –utilizada por última vez en marzo- y el Gobierno está a la espera de una resolución de competencia de la causa. Energía quiere traer el expediente al fuero Contencioso Administrativo federal, donde posee imperio. Mientras tanto, oficializa en el Boletín Oficial precios bio desinflados.

Al mismo tiempo, pare evitar un mayor impacto inflacionario por efecto de la suba de los combustibles, diferenció un tercio del ICL que debía entrar en vigencia en mayo pasado. Para el primero de agosto quedó pendiente la aplicación de un 7,9% del 11,8% total. Para ese mes se espera un aumento mínimo de 48 centavos para gasoil y de 78 para las naftas.

El agro mejoró la venta de combustibles en mayo

Un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) reveló que mayo la venta de combustibles se incrementó 3,74% interanual, por un fuerte repunte de la demanda de gasoil por la intensa actividad en el campo en medio de la cosecha récord.

“Como viene sucediendo en los últimos meses, el resultado obedece al crecimiento que tuvo la demanda de gasoil, que en mayo marcó un 18,44% respecto a 2018, motivado por el buen desempeño de la campaña agrícola de este año en contraste con la del año anterior, de muy bajo rendimiento”, destacó el reporte estadístico.

Sin embargo, Cecha informó que los productos vinculados al consumo particular siguen en caída: las naftas bajaron 0,87% y el diésel premium cayó 6,16%. Si se excluye la comercialización del gasoil vinculado a la actividad agropecuaria, el despacho de los otros tres tipos de combustibles que mayoritariamente cargan los automovilistas (naftas súper y premium y diésel premium) bajaron 2,1% en un año.

Por los sucesivos ajustes, sigue en auge la migración a los productos más baratos y menor calidad. “No se detiene el derrumbe del consumo de la nafta premium. En mayo continúa la retracción que se viene registrando desde hace 11 meses, los últimos nueve con caídas superiores al 20%. Mientras que el diésel premium también registra nueve meses consecutivos de valores negativos”, enfatizó la Confederación, que lidera el empresario correntino Carlos Gold.

Cecha informó que el valor de la súper de YPF en Capital trepó 18,16% en los primeros seis meses del año hasta alcanzar $43,71. En ese período, el crudo Brent escaló 22% y el dólar 12%.

Con el alza de 18,16%, los combustibles por ahora corren apenas detrás de la inflación acumulada. El nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló en los primeros cinco meses del año un avance del 19,2%.

El petróleo Brent del Mar del Norte, que cotiza en el mercado electrónico de Londres (ICE), se pagó este miércoles u$s 63,25 en los contratos pactados para septiembre, de acuerdo con datos de la agencia de noticias Bloomberg. La OPEP y naciones aliadas encabezadas por Rusia extendieron un acuerdo que restringe los suministros de petróleo hasta marzo de 2020, pero esa decisión no fue suficiente para aliviar el temor de los inversores sobre la desaceleración de la economía mundial. Al mismo tiempo, Estados Unidos informó una caída en los inventarios de crudo mayor al previsto. Estos factores mantiene el barril debajo de la frontera de u$s65.

Lee también:

Con estos datos sobre la mesa y según estimaciones del mercado, en agosto podría haber ajustes de combustibles de entre 2% y 3%, si se tiene en cuenta lo que falta de impuestos, los biocombustibles rebajados, un tipo de cambio estable y la inflación de junio, que rondaría 2,6%. Para septiembre se aguarda la tercera actualización tributaria trimestral del ICL y IDC. Las reiteradas subas atentan contra el objetivo del Gobierno de sostener la calma económica ante un escenario electoral.

Los estacioneros se mostraron en alerta. “Si siguen los aumentos de combustibles, van a caer más las ventas”, advirtió Hernán Landgrebe, secretario de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina, que reúne a más de 1.200 empresarios del rubro.

El precio de las naftas en Sudamérica

La consultora Global Petrol Price posicionó a la Argentina entre los países con el litro de nafta más barato de la región y cerca del promedio mundial de u$s1,11.

La última actualización de la base de datos con información de 110 países, reveló que Ecuador (u$s0,49); Bolivia (u$s0,54) y Colombia (u$s0,75) son los tres países de Sudamérica con combustibles más económicos antes que el argentino, que hoy se ubica en u$s 1,07 y que promedió u$s1,03 desde marzo. Paraguay(u$s1,08); Brasil (u$s1,15); Perú (u$s1,16); Chile (u$s1,24) y Uruguay (u$s1,56) lo superan.

El equipo de expertos internacionales que lidera el economista Neven Valev indicó que el valor promedio del litro de nafta común desde el 25 de marzo al lunes 1 de julio, promedió $43,68, con un mínimo de $41,66 y un máximo de $45,38. “En comparación (al valor promedio mundial de u$s 1,53), el precio promedio de la gasolina en el mundo para este período fue de $64,30”, subrayó.