El aumento sería de entre 2% y 2,5% por el impacto del Impuesto de Transferencia de los Combustibles (ITC).

En virtud de la aplicación del porcentaje pendiente por el desdoblamiento del Impuesto a los Combustibles, autorizado por el Gobierno el mes pasado, agosto abre con un nuevo incremento que se verá reflejado desde esta medianoche en la pizarra de las distintas bocas de expendio del país.

Desde el 1 de agosto la suba en el precio de las naftas y el gasoil oscilará entre el 2 y el 2,5%. No obstante desde las petroleras afirman que es insuficiente por las variables del petroleo y el tipo de cambio. Consideran que el atraso en el valor de los combustibles es del 10%.

Lee también:

Con el desdoblamiento el Gobierno busca moderar la suba a sabiendas del impacto que tiene en los precios y el consumo, más teniendo en cuenta la cercanía con las elecciones.

En julio, el aumento anunciado había sido del 2,5% para las naftas y de 1,75% para el gasoil. Pero la Secretaría de Energía gracias al estiramiento hizo que sólo fuera del 1,8%, según dijeron en el sector, aunque el aumento fue superior.

Hasta el momento las naftas acumulan un incremento del 16,75% en lo que va del año. Con la suba estarán cerca del 20%.