En un encuentro internacional que se desarrolla en China, el secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales, Carlos Alesandri, afirmó que se debe terminar la brecha tecnológica a partir de una mirada social.

El secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales, Carlos Alesandri, remarcó hoy en la ciudad china de Chongqing que la brecha tecnológica entre los sectores más vulnerables y los de mayor poder adquisitivo debe ser superada “bajo la conducción de los dirigentes políticos y sociales con sentido de justicia social” y destacó en ese sentido, el rol del Estado y de la cooperación internacional.

“Las nuevas tecnologías deben ser más accesibles para las ciudades y las regiones, sobre todo aquellas que están más alejadas de los centros industrializados”, afirmó Alesandri y reclamó un equilibrio en “el acceso al financiamiento y la cooperación internacional sobre transferencia tecnológica”.

El secretario expuso hoy en la Mesa Redonda de Alcaldes para las Ciudades y Regiones Hermanas de Chongqing que se desarrolló en el marco de la Smart China Expo, evento que durante cuatro días se desarrolla en la ciudad del suroeste chino para debatir, entre otros temas, el desarrollo de las ciudades inteligentes.

Invitado por las autoridades de la ciudad de Chongqing en representación de la provincia de Córdoba, Alesandri explicó los alcances del proceso de integración de la Región Centro para señalar que, en un mundo plenamente comunicado, “ya no sólo podemos hablar de ciudades inteligentes sino de regiones inteligentes en las que, además de incorporar nuevas tecnologías, utilicemos también la inteligencia estratégica de la sociedad”.

Lee también:

“Estoy convencido que la tecnología es importante. Pero puede ser perjudicial para las sociedades si no está conducida por dirigentes con sentido de justicia social que garanticen un beneficios para todos. Esa es la única forma de garantizar la libertad y la igualdad de oportunidades”, finalizó.

Los gobiernos de Córdoba y de Chongqing firmaron, en el año 2010, un Convenio de Hermanamiento que establece el intercambio fluido entre los dos territorios y la cooperación en el ámbito del comercio internacional, de la investigación y desarrollo, de la cultura, del deporte, de la educación y del turismo, entre otros.

Chongqing se autodenomina municipalidad pero en realidad es una región de 82.000 kilómetros cuadrados divididos en 49 distritos con una población de 32 millones de habitantes. Depende directamente del gobierno central chino.