En la planta de Campana trabajan 1050 personas (el 40% enfocados en autos), para los cuales la firma abrirá un plan de retiros voluntarios.

Honda dejará de fabricar el HR-V en la planta de la localidad bonaerense de Campana a partir de los primeros meses de 2020.

Si bien la noticia se conoce en momentos en los cuales la economía local enfrenta nuevas sacudidas, la decisión de poner fin a la producción de este modelo en el país no responde a la conyuntura económica, sino a un cambio estratégico de la compañía para la región, aseguran.

A partir de los primeros meses de 2020 la planta de Honda de Campana se dedicará exclusivamente al ensamblado de motocicletas, para la cual invirtió quince millones de dólares en los últimos dos años.

Nos vamos a focalizar en motos, donde somos líderes del mercado, y es un segmento para el que se aprobaron beneficios a la fabricación. Nosotros llevamos invertidos US$15 millones en los últimos dos años”, explicó Santiago Di Pardo, gerente de Relaciones Institucionales de Honda Motor de Argentina.

Sin embargo, el modelo estaba previsto para abastecer el mercado local, que está en caída, y, sobre todo, para exportarse a Brasil, que empezó a demandar menos producto.

En la planta de Campana trabajan 1050 personas (el 40% enfocados en autos), para los cuales la firma abrirá un plan de retiros voluntarios. “Queremos cuidarlos de la mejor manera posible. Estamos iniciando conversaciones con el sindicato para abrir un plan de retiros, que buscamos que se beneficioso para los empleados. El plan es para todos y luego se irá acomodando la estructura en base a los objetivos de comercialización de autos y motos“, indicó Di Pardo.

La comunicación a los proveedores también se está llevando a cabo hoy. “Vamos a cumplir todos los contratos con los proveedores”, dijo el ejecutivo, quien aclaró que “lo más fuerte tiene que ver con las motos y eso no sufre modificación alguna”. Y añadió: “De hecho, este año anunciamos una inversión por $120 millones para aumentar el contenido local en los motores”.

Respecto del anuncio de la decisión en este momento particular que atraviesa la Argentina, aclaró que “no es una noticia agradable”, pero reiteró que la decisión llega desde Japón y no tiene que ver con la coyuntura local. “Es importante recalcar que Honda sigue en el país y tenemos muy buena relación con los gobiernos nacional, provincial y municipal”, reforzó Di Pardo.