Beijing acaba de habilitar otras ocho plantas frigoríficas para aumentar sus volúmenes de compra. Los embarques hacia el gigante asiático crecieron 110% entre enero y julio. Ya hay 66 frigoríficos autorizados para enviarles carne vacuna, aviar y porcina.

En la que es una buena noticia justo cuando se conoce una suba del desempleo, China confirmó la habilitación de ocho nuevas plantas frigoríficas para exportación de carne bovina. Estas plantas se suman a las que ya habían sido autorizadas y que ahora totalizan 34. La industria frigorífica es muy demandante de mano de obra.

Después de meses de negociaciones y misiones sanitarias, Argentina ya se ha convertido en el principal proveedor de carne vacuna a China. En los primeros siete meses del año la nación asiática importó 185.604 toneladas de carne, lo que representa el 21,7% de las compras de Beijing. Brasil se ubica segundo lugar con 21,03%

El estricto servicio sanitario de Beijing ya había dado luz verde para 25 plantas que procesan carne aviar y otras tres de carne porcino. Así las cosas, ya hay 66 plantas habilitadas para embarques de carne de todo tipo a China.

Por cierto, con sus compras, China se ha convertido en poco tiempo en el motor que empuja los embarques argentinos y a su vez dinamizan la ganadería. A diferencia de otros destinos, como la Unión Europea que requiere cortes de gran calidad, a China se envían toda clase de cortes.

Lee también:

Desde hace varios meses, China sufre un brote de fiebre porcina africana que ha diezmado su población de cerdos y a su vez impulsó las compras de proteína animal, especialmente en el Mercosur.

Según el Indec, en los primeros siete meses del año, las exportaciones de carne bovina a China crecieron 110% a US$ 870 millones.


Fuente: www.clarin.com