Es preciso entender, antes de saber cómo comprar Bitcoins en Argentina, ¿Qué es el Bitcoin y que representa para las economías actuales? Según su página oficial, este símbolo es la primera moneda digital descentralizada, que fue creada hace ya más o menos 10 años y que se desconoce particularmente; quién creó este método de protocolo o sistema de pago.

El Bitcoin es una de las llamadas “Criptomonedas”, la cual no es la única en el mercado, pero es la más representativa en estos últimos tiempos. Los creadores o el creador, que aparecen con el seudónimo de Satoshi Nakamoto, la diseñaron con una tecnología denominada “cadena de bloques” o “blockchain”, la cual es difícilmente falsificable, tiene un perfil totalmente abierto, público en todas sus transacciones; y es perfectamente contabilizable. Debido a esto, es que la pregunta de ¿Cómo comprar Bitcoins en Argentina?, cada vez el fenómeno es más grande.

Bitcoins: ventajas y desventajas

Según datos oficiales económicos, el Bitcoin es una de las 1.600 Criptomonedas que circulan por el mundo, que al ser de tan fácil transacción, muchas veces incurren en procesos ilegales impositivos provenientes del narcotráfico y el lavado de dinero.

Pero más allá de eso, si nos remitimos a las ventajas específicas de este sistema de pago, vamos a encontrar lo siguiente:

Los Bitcoins son transferidos de persona a persona a través de la red digital, sin pasar por una entidad bancaria o intermediario. Esto significa que las comisiones que se pueden llegar a abonar, son mucho menores.

También que las transacciones pueden ser realizadas en países de todo el mundo, que no posee prerrequisitos o límites arbitrarios; y que una cuenta de Bitcoin, jamás puede ser bloqueada o cerrada. Lo que garantiza su libre circulación.

Según una publicación de la Revista internacional Forbes, los seguidores o defensores de los Bitcoins consideran que este protocolo digital poseería todas las características necesarias para ser considerado como “dinero”.

Es fácil de almacenar y de transportar, durable, homogéneo, inmediatamente reconocible con el software adecuado y resistente a falsificaciones. Asimismo, la posesión de una clave privada es una medida de control y se aloja en un monedero o billetera virtual, que es suficiente con solo memorizarla. Los Bitcoins por otra parte, detalla el artículo, no reflejan la identidad real de su propietario, lo cual los hace muy difíciles de confiscar.

En el año 2012, se creó la Bitcoin Foundation, una organización sin fines de lucro, para estandarizar, proteger y promover el Bitcoin, y mantenerlo fiel a sus principios fundamentales: una economía digital, que no dependa de la política, abierta e independiente.

Sin embargo, las opiniones están divididas y también surgen muchas controversias al respecto. Lo cierto es que está Criptodivisa, tuvo sus altos y bajos, mostrando su progreso y retroceso en los últimos tiempos.

El 3 de febrero del año 2017, el Bitcoin superó por primera vez los 1.000 dólares. El 15 de diciembre de ese mismo año batió el récord de 19.650 dólares estadounidenses. Y ya en ese momento, el Bitcoin estaba en boca de todos. Después de esa explosión histórica en valor y popularidad, la Criptomoneda comenzó a bajar, y en el año 2018, valía tan solo un poco más de 3.000 dólares.

Este año, 2019, el Bitcoin se comenzó a recuperar. Una unidad de Bitcoin pasó de 3.000 a 14.000, en agosto llegó a 10.000 dólares; y transcurriendo el mes de septiembre la Criptodivisa cotiza a 8.421,71 dólares, ósea algo así como 496.880,89 pesos argentinos.

Los detractores del Bitcoin, en cambio piensan que con respecto a una moneda tradicional el mismo es muy volátil, que sus transferencias son irreversibles, que a pesar de su valor y el tiempo transcurrido, todavía tiene poca aceptación como método de pago, que si bien puede parecer una ventaja “el tener una identidad protegida”, para otros casos no lo es; y que adicionalmente las cuentas de Bitcoins jamás pueden ser ni bloqueadas, ni congeladas y tampoco restringir su uso.

Según una publicación del Diario El País de España, muchos economistas mundiales tienen sus reservas con respecto al funcionamiento del Bitcoin:

“Si el Bitcoin y otras monedas virtuales resultan ser un fiasco, ¿Aceptarán su responsabilidad, personal e intransferible y pagarán los costos debidos o, por el contrario, pedirán reparaciones, compensaciones, o culparán a los gobiernos y a los reguladores de un eventual fracaso?”

Estas opiniones se basan en que el Bitcoin en relación a una moneda real y tangible tiene valor cero. Para otros, en cambio, esta Criptomoneda tiene todo un futuro brillante y prometedor como activo, con todas las propiedades que un bien de cambio puede tener:

Unidad de cuenta, reserva de valor y moneda de uso corriente. Existiendo, de esta manera, una multitud de teorías sobre el avance exponencial del Bitcoin como elemento precursor de la nueva economía mundial e internet de valor.

¿Cómo y dónde comprar Bitcoins?

Antes que nada para poder comprar o vender Bitcoins, se necesita una billetera. ¿Pero qué es un billetera? A grandes rasgos es un “wallet” o monedero virtual que representa un software que permite enviar, recibir y almacenar Criptomonedas.

Por eso es la herramienta principal a la hora de hacer transacciones con el Bitcoin, y además es muy importante hacer una investigación exhaustiva de que billetera o wallet se va a elegir.

Lee también:

En Argentina una de las empresas “billeteras” más conocidas es Ripio, que permite de manera sencilla registrarse, comprar o vender Bitcoins, enviar o recibir dinero, y próximamente (según anuncia su página oficial); pedir créditos. Esta plataforma permite operar tanto desde la web, o utilizando una app.

Lo más importante a tener en cuenta, y siguiendo los sencillos pasos que se indican, es completar lo siguiente:

Crear una cuenta (con un email y contraseña), y verificarla.

Validar la misma, creando un perfil en la plataforma, ingresando un teléfono y perfil personal o identidad.

Cargar saldo (por Mercado Pago, transferencia bancaria, o Rapipago).

Y finalmente, comprar, desde la web o desde la app.