El desarrollador que construye un polo empresario en Córdoba afirma que las empresas buscan locaciones que potencien el negocio

La ciudad de Córdoba es uno de los rincones del país que más desarrollo inmobiliario está experimentando en los últimos años. En la provincia mediterránea no sólo se multiplicaron los proyectos residenciales y comerciales sino también las obras de infraestructura. Como resultado la geografía urbana se encuentra en pleno proceso de metamorfosis. “En 2005, Córdoba comenzó a jugar en las ligas mayores en materia de tecnología, con la radicación de empresas multinacionales. Esto poco a poco fue impulsando un profundo cambio urbano que encontró eco en las nuevas propuestas inmobiliarias”, afirma Daniel Parodi, presidente de Ciudad Empresaria

-¿Cómo está el mercado de oficinas en Córdoba?

-Hoy el mercado de oficinas convencionales atraviesa un proceso de redefinición, habida cuenta de la contracción de las diferentes actividades empresarias fruto del presente económico que vivimos. El sector premium es el que más tracciona en este rincón del país. Y lo que le está demandando al mercado cordobés son soluciones world class integrales que les resuelva todos los facilities para enfocarse en su core. Hoy lo que se vende no es un metro cuadrado sino una solución para sus operaciones. Las compañías buscan que las locaciones les faciliten en todo sentido la tarea laboral, que le garantice la escalabilidad y crecimiento.

Lee también:

-¿Por qué eligieron a Córdoba como lugar para desarrollar un distrito empresarial?

-Córdoba es uno lugar atractivo y con mucho potencial de crecimiento. Esta ciudad es una oportunidad concreta para un proyecto de estas características. Ciudad Empresaria es un distrito empresarial de alto valor agregado, ubicado en la zona Norte de la ciudad de Córdoba. Cuenta con 170.000 metros cuadrados de servicios entre los que se cuentan 30.000 m2 de oficinas premium, un coworking para 800 posiciones, un hotel 4 estrellas de 104 habitaciones, un centro de convenciones con 40 salones para atender 4000 personas en forma simultánea y un campo de golf de 9 hoyos par 3, el único en el país habilitado para juego nocturno. Actualmente, alberga a más de 50 empresas, entre las que se cuentan Mercado Libre, Mc Afee, Intel, Agencia Innovar y Emprender, Volt Motors, Karikal y Trane; entre otras.

Este año inauguramos la primera etapa, de 4000 metro cuadrado, de la torre Jardines del Golf, quedando una superficie similar para el 2020. A su vez, sumamos 200 nuevas posiciones de coworking, completando un stock de 400. Aún nos quedan dos etapas más de 200 posiciones cada una. Dicho de otra manera este es un ecosistema de negocios, el primer campus corporativo del interior del país, que demandó una inversión que superó los US$50 millones. Pensemos que en Ciudad Empresaria ingresan a trabajar, cada día, cerca de 3000 personas, pertenecientes a medio centenar de empresas.

Lee también:

-¿Cómo es la demanda del mercado?

-A diferencia del mercado de oficinas cordobés Ciudad Empresaria tiene una alta demanda, la clave del éxito es que nosotros tratamos con multinacionales, con verticales de negocios que, todavía, no han experimentado una retracción fuerte en sus actividades; tanto por cuestiones internas, como por la tracción de sus negocios fuera del país. Por otro lado, el valor de alquiler de los espacios no es oneroso ya que el precio promedio del m2 de las oficinas ronda los US$16.

-¿En qué se inspiraron para desarrollar este modelo de negocio?

-Hubo dos experiencias que inspiraron la personalidad de Ciudad Empresaria. Primero, Silicon Valley, lugar donde tiene sede Webee, una de las empresas aceleradas por Innova SV, nuestra aceleradora de proyectos y Angel Capital. La otra inspiración fue Distrito Rosa de México DF. Posteriormente, fue la impronta local la que terminó de configurar la personalidad del proyecto. Nuestro proyecto ofrece una batería de servicios que conjuga lo hotelero, con lo inmobiliario, con lo deportivo; todo bajo un concepto de oficinas de calidad world class, precisamente lo que demandan nuestros clientes. Pero sin duda, nuestro fuerte es la posibilidad del networking, donde un emprendedor independiente de coworking puede relacionarse con un ejecutivo de una multinacional en cualquier espacio, propiciando las relaciones sinérgicas entre los miembros de la comunidad.

– Hay más oportunidades ¿qué es lo que aún resta por hacerse en Córdoba?

-Todavía quedan por potenciar en este mercado, servicios complementarios que contribuyan a que las empresas se concentren en lo que mejor saben hacer. Se debe apuntar a la búsqueda de soluciones, generando un ecosistema de negocios.

Fuente: La Nación