El secretario de prensa de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pedro Cascales, abrió un enorme interrogante sobre la posibilidad de que se implemente el pago de un bono de $5 mil para los trabajadores privados. En diálogo con Novaresio, por Radiolared AM 910, destacó que “hay que conocer los detalles” de la iniciativa, pero advirtió que “así como está planteado va a ser muy difícil abonarlo”.

Las pymes están en una situación crítica, no han podido terminar de pagar los sueldos, la cadena de pagos está muy estirada, y a menos que sea a cuenta de algún impuesto, como aportes patronales, o a cuenta de futuros aumentos, es algo que muchas no pueden pagar”, afirmó Cascales.

“En el sector privado hubo, en un año,160 mil puestos de trabajo menos. La pyme es resistente a generar despidos, pero hay una cantidad de empleo menor, que es el que hoy estamos buscando cuidar”, agregó el empresario, quien sostuvo que “el año pasado las ventas cayeron a pesar del bono”.

Lee también:

“Una pyme típica tiene 20 empleados. A razón de un bono de $5000 por empleado, son un total de $100.000 y esa cifra, en estos momentos, es muy difícil afrontar”. Pedro Cascales, de CAME

Las palabras de Cascales coincidieron con lo planteado por Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina (UIA, quien en diálogo con A24.com calificó el pago del bono como “inviable”.

“Es muy complejo tener que afrontar la obligación de esta naturaleza: no es viable ni jurídica ni prácticamente”, aseguró.

Fuente: A24