Hoy en día, las empresas están enfocadas en dos objetivos principales: la retención de talentos y la promoción de un buen ambiente laboral. Los espacios se presentan como un factor clave a la hora de buscar un lugar en donde establecerse: el desafío es encontrar aquellos que contribuyan con estas premisas.

Los espacios de trabajo están, cada vez más, diseñados para adaptarse a las distintas actividades que tienen las compañías y no viceversa, como pasaba hace 20 años. El objetivo es contribuir a que las empresas cumplan sus metas, como también brindar la mayor comodidad posible y promover mejores relaciones interpersonales. En ese sentido, una característica que lidera los nuevos desarrollos son las plantas libres. Esto es porque los espacios amplios generan un mejor trabajo en equipo y calidad de las interdisciplinas entre los habitantes de ese espacio.

Según una investigación de la empresa internacional Steelcase llamada “El compromiso en el lugar de trabajo”, los trabajadores muy satisfechos con su espacio de trabajo poseen un mayor grado de compromiso. Sólo el 13% a nivel global está muy comprometido y satisfecho con su experiencia en el trabajo.

En esta misma línea, Mariano Vega, director de RAGHSA, la desarrolladora líder en oficinas AAA, opinó: “En un momento en el que los Recursos Humanos están enfocados en la retención de los talentos en sus empresas y que los paradigmas en el trabajo cambian cada vez más, es importante dar servicios que generen hábitos sanos y saludables”.  

Bajo estas ideas, la desarrolladora está en plena construcción de Centro Empresarial Libertador, el nuevo y más grande proyecto innovador de RAGHSA, que tiene 26 plantas libres de hasta 2900 metros cuadrados que permiten conectar los pisos entre sí con escaleras internas. Se trata de las plantas más grandes de la Ciudad de Buenos Aires que implican mayor flexibilidad, dejando lugar a que se adapte el espacio a diversas actividades según lo requerido.

Lee también:

En este sentido, Vega destacó: Siempre estamos atentos a las tendencias internacionales y trabajamos para adelantarnos la demanda del mercado. Esto implica pensar nuestros proyectos acordes a lo que necesitan las nuevas generaciones”.

Por eso, en cada nuevo proyecto, RAGHSA incorpora metros cuadrados destinados al bienestar. “Si además de confort y seguridad les damos más y mejores servicios a las empresas y a sus usuarios, ganamos todos”, finalizó el director.

El megaproyecto aportará alrededor de 60 mil metros cuadrados alquilables al inventario de oficinas, e implicó una inversión de más de 180 millones de dólares. “Estimamos para fin de año tener el 70 por ciento alquilado, si cerramos todos los contratos en los que estamos trabajando”, destacó Vega.