El Gobierno busca establecer a través de un decreto que los estímulos a las exportaciones se produzcan luego de que las empresas ingresen las divisas al mercado financiero local

A través del DNU 661 publicado en el Boletín Oficial, se determinó que el pagó de los llamados “reintegros” se produzcan luego de que las compañías cumplan con las condiciones y los plazos para la liquidación de divisas establecidos por el Banco Central.  A principios de septiembre, el BCRA flexibilizó la norma sobre plazos mínimos de liquidación de divisas vigente para un conjunto de productos primarios, fabriles y de economías regionales, ante los riesgos de freno en las operaciones de comercio exterior. La harina de soja argentina en China es un acontecimiento de orden mundial

Si bien todo cobro de exportaciones debe ser liquidado a los 5 días de ingresado el pago o 180 días después del permiso de embarque (o 15 días corridos en el caso de los commodities, aunque se flexibilizaron con efectos retroactivos al 2 de septiembre los períodos de cobros de las ventas al exterior de bienes que se rigen por los permisos de embarque.

“Los recientes acontecimientos económico-financieros desencadenados en el país hicieron necesaria la adopción de diversas medidas transitorias para regular, entre otros aspectos, el régimen de cambios y el flujo de divisas provenientes del comercio exterior”, dice el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y los ministros Hernán Lacunza y Dante Sica.

Lee también:

Los reintegros de las exportaciones permiten restituir de  manera total o parcial los importes que se pagaron en concepto de “tributos internos” por las exportaciones, publicó Clarín.

“Los nuevos anticipos, prefinanciaciones y postfinanciaciones del exterior deberán ser ingresadas y liquidadas en el mercado local de cambios dentro de los cinco días hábiles de la fecha de cobro o desembolso en el país”, establecía la resolución del Central.