IT, energía, petróleo, consumo digital y ventas son los sectores que más demandan personal. ¿Cuáles son los puestos más difíciles de cubrir?

El INDEC encendió una nueva luz de alama durante el gobierno de Mauricio Macri: el desempleo superó el 10%, la mayor tasa en 13 años. Paradójicamente, la mayoría de las empresas que transita su transformación digital no encuentra suficientes profesionales para cubrir posiciones en puestos clave.

Las proyecciones del Foro Económico Mundial reafirman la tendencia: en los próximos años surgirán 133 millones de nuevos roles adaptados a la división del trabajo entre humanos, máquinas y algoritmos.

Así, se acelerará la demanda de expertos en disciplinas totalmente nuevas, basadas en el aprovechamiento de las últimas tecnologías: inteligencia artificial y machine learning, big data, seguridad de la información, automatización de procesos, experiencia del usuario, diseño de interacción entre máquinas y humanos, robótica y blockchain.

“La incorporación de tecnología en los puestos de trabajo está reemplazando las tareas rutinarias y estandarizadas. Si bien este proceso pone en riesgo el empleo de gran cantidad de personas, a su vez irá dando lugar a nuevos roles y saberes. Son ocupaciones que hoy no existen”, anticipa María Fernanda Álvarez Apa, gerente de consultoría People & Change de PwC Argentina.

En cuanto al mercado de trabajo actual, los expertos observan que se entremezclan dos realidades totalmente opuestas: las suspensiones y salidas de personal no calificado a raíz  del escenario recesivo y, como contrapartida, la alta demanda de talentos, al punto que las firmas no logran cubrir esas posiciones con facilidad, en particular las del segmento IT.  

Sin embargo, este presente ha comenzado a mostrar algunas variaciones. Maximiliano Schellhas, director general de Staffing de Randstad, sostiene que progresivamente empieza a verse una leve mejora en la demanda laboral. 

“Desde el año pasado veíamos una caída del empleo calificado, que tuvo su piso entre abril y mayo, y ahora notamos que lentamente la curva pasó a tomar otro rumbo”, indica.

En su visión, “la caída del consumo ha reactivado búsquedas para las áreas de comercial y ventas”. Otros rubros que también muestran mayor dinamismo, agrega Schellhas, son el campo y el agroindustrial. 

En otro orden, se ha mantenido firme la demanda de perfiles vinculados a la llamada Economía del Conocimiento y las TIC.

En cuanto al sector financiero y las fintech, cada vez traccionan más búsquedas, al igual que el energético: “Todo lo que es Vaca Muerta sigue mateniendo su buen ritmo desde el año pasado”, asegura.

Por el lado del retail, automotrices, autopartes y construcción, las cosas no pintan tan bien como en los casos recién mencionados: “Desde el año pasado hay una retracción y recesión importante”, asegura María Andrea Langman, directora de la Licenciatura en Administración de RRHH de la Universidad CAECE.

Como contrapartida, indica que existen industrias más activas en las que la demanda de profesionales calificados crece cada vez más, como las del agro, nuevas tecnologías y energía, tanto renovables como no renovables. Miguel Alfonso Terlizzi, presidente de Hucap, coincide al señalar que entre los sectores que están generando mayor demanda de personal se destacan el agro, minería, tecnología, financieras y banca

Personal se busca

Para Javier Minsky, CEO de Virtualmind, ya no es novedad que la tecnología evoluciona más rápido de lo que las empresas y usuarios se pueden adaptar.

“Cambiaron las competencias laborales, los procesos de diseño y producción y hasta las formas de consumo. Todo esto impacta de lleno en las organizaciones que deben, algunas antes que otras, migrar hacia lo digital para adaptarse a las nuevas demandas y necesidades de cada segmento”, señala.  

Según datos de Freelancer.com, los profesionales que se perfilan como los más buscados a mediano plazo son aquellos que estén formados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) porque son los que más se adaptan a la innovación y pueden asistir a las compañías en su transformación digital.

“Dentro de las organizaciones, según su core de negocio, las ingenierías, las áreas más técnicas de IT y las comerciales buscan perfiles senior con experiencia en desarrollo de negocios, fortalecimiento de relaciones comerciales y ventas de tangibles e intangibles“, expresa Jimena Ferreño, directora de Talent Recruiters.

Por su parte, Mauro Forchino, Customer Success en Workana, comenta que los perfiles más solicitados en esa plataforma se vinculan con el segmento de marketing digital e IT

Las figuritas difíciles

Según el ejecutivo de Randstad, el hecho de que muchas empresas requieran de determinados perfiles que les muy resulta difícil de conseguir, lejos está de ser un inconveniente circunstancial. Más bien, considera que es un problema de fondo. 

“No estamos llegando a cubrir lo que nos están pidiendo. Si no trabajamos en conjunto empresas, Gobierno y las personas para capacitar trabajadores, veo muy pocas chances de revertir la situación”, advierte.

De acuerdo con Adecco, entre los perfiles más escasos figuran los comerciales, en particular con conocimientos del mercado digital (24%), los de tecnología (22%) y posiciones específicas en producción (21%)

Lee también:

Con respecto a la selección y contratación de personal calificado, las empresas encuentran dificultad para incorporar desarrolladores (55%), técnicos (48%) y programadores (45%). Las mayores dificultades están relacionadas con la falta de conocimientos técnicos, nivel de experiencia inferior al solicitado y expectativa salarial superior a la ofertada.

De acuerdo con Prince Consulting, este año la necesidad de capital humano TIC será de 12.900 posiciones pero la oferta apenas llegará a 9.500, por lo que la demanda insatisfecha del orden de las 3.500 posiciones.

“Es muy difícil encontrarse con compañías que no estén pensando o recorriendo la transformación digital”, agrega Schellhas, lo cual, necesariamente, las obliga a requerir de perfiles con conocimientos digitales que escasean en el mercado

Franco Schillagi, CEO de Accion Point, afirma:”Las posiciones complicadas de hallar son desarrolladores, programadores, analistas y mandos medios para la implementación de la plataforma de core bancario. También es difícil dar con personas que dominen las nuevas tecnologías, como realidad aumentada e inteligencia artificial, entre otras”, completa. 

“El rol de las empresas resulta fundamental para contrarrestar la escasez de talentos. Tienen que comprender las necesidades y expectativas de los candidatos a la hora de querer incorporarlos”, señala la directiva de CAECE.

En caso de encontrar al “perfil ideal”, el directivo de Hucap advierte otro inconveniente: “Sus remuneraciones o condiciones laborales (teletrabajo, WorkLife Balance, etc.) generan distorsiones en la equidad interna salarial”.

Valentina González, HR Manager de SnoopConsulting, sostiene que los sectores con colaboradores técnicos vinculados con la alta tecnología son los más solicitados. “Más específicamente, perfiles con orientación a DevOps, Data Science y UX”.

“Ingenieros, programadores, desarrolladores y especialistas técnicos de todos los niveles de formación están entre los 10 puestos más difíciles de cubrir, de acuerdo con el último informe de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI)”, agrega el vocero de VirtuaMind.

En tanto que Ferreño, de Talent Recruiters, aporta otra figurita difícil: los profesionales de industrias pesadas, energéticas y relacionadas con la industria oil and gas.

“Vemos dificultades reales en la búsqueda de perfiles con experiencia en operaciones en yacimientos no convencionales, especialidad en la que nuestro país recién está empezando a formar profesionales desde hace 5 años máximo. Lo mismo sucede con las energías renovables“, revela.

El futuro

Carla Cantisani, directora de Servicios de Adecco Argentina, plantea que desde las compañías “es importante estar dispuestos a contratar y desarrollar perfiles con un expertise menor al requerido y acompañarlos en su formación”.

En este punto coincide Carlos R. Stella, Human Capital Director de VU: “Las empresas tienen un rol protagónico en la formación de recursos. Estamos liderando iniciativas como VU University, con la que buscamos capacitar en tecnología y ciberseguridad junto a universidades y colegios técnicos. También formamos parte de programas, como el de Talento Digital, impulsado por la Secretaría de Modernización”, completa.

De cara a lo que viene, Javier Minsky, CEO de Virtualmind, puntualiza: “No hay dudas de que las carreras de ingeniería son las que se advierten con mayor futuro”.

El mercado laboral estará dado por adquirir competencias tecnológicas necesarias para acceder a nuevas formas de negocio que genere la transformación digital. La interrelación entre lo humano y la tecnología y las nuevas formas de concebir el trabajo se tendrán que adaptar a escenarios cambiantes”, sintetiza Langman, de CAECE.

En los próximos años, las posiciones que con mayor demanda giran en torno a ciertos ejes que no pueden desconocerse: energía, tecnología, bioingeniería, la automatización, la digitalización y los datos. Habrá que estar preparados.

Fuente: IProup