Las ventas minoristas cayeron 11,1% en septiembre, pero despierta expectativas el anuncio de reintegro del IVA a compras por el Día de la Madre

Las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia de Córdoba culminaron el mes de septiembre con una caída del 11,1% frente a igual mes del año anterior de acuerdo con los datos relevados por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y sus Cámaras y Centros Comerciales adheridos.

Vale recordar que ya en septiembre de 2018, respecto a igual mes del año anterior, las ventas habían caído 8,3%.

Con el dato de septiembre, son diecinueve los meses de caída consecutiva en las ventas minoristas; se recordará que en agosto la caída fue del 14,2%; en julio del 8,1%; en junio del 10,2%; en mayo del 13,7; abril 13,4%; marzo 10,4%; febrero 11,1%; enero 11,5%. Y considerando el año 2018, en diciembre cayeron 7,4%; noviembre 12,1%; octubre 8,6%; septiembre 8,3%; agosto 5,2%; julio 2,8%; junio 2,9%; mayo 1,7%; abril 1,1% y marzo 0,4% siempre en la comparación interanual.

El escenario postelectoral, y la incertidumbre económica siguieron afectando el desenvolvimiento de la actividad comercial y de servicios en las diferentes localidades del interior provincial.

En efecto, de los 12 rubros relevados por la entidad, todos ellos alcanzaron valores negativos en la comparación interanual respecto a las cantidades vendidas.

Las caídas más pronunciadas se observaron en: Muebles y decoración (-14,7%); Joyería, relojería y bijouterie (-14,3%); Electrodomésticos y artículos electrónicos (-14,1%); Bazar y regalos (-13,6%); Ferretería, materiales eléctricos y materiales para la construcción (-12,8%); Artículos deportivos y de recreación (-12,5%); Juguetería y librerías (-12,2%); Calzados y marroquinería (-10,8%) e Indumentaria (-11,7%). Las variaciones en cantidades vendidas para los restantes rubros fueron: Neumáticos y repuestos (11,2%); Alimentos y bebidas (-7,4%); y finalmente, Farmacia, perfumería y cosmética (-7,3%).

Lee también:

Fuerte caída mensual de patentamiento de autos en septiembre

“El sector viene atravesando una de las crisis más prolongadas”, refirió Ezequiel Cerezo, presidente de Fedecom. “Sin embargo, el reciente anuncio que hizo la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de que pondrá en marcha desde este fin de semana y hasta el próximo 20 de octubre que es el Día de la Madre, un sistema para devolver hasta $1.000 de IVA para quienes hagan compras en restaurantes, joyerías, e indumentaria, entre otros rubros nos da un poco de esperanzas”, agregó.

“La celebración del Día de la Madre es, después de las Fiestas de Fin de Año, de las fechas comerciales más importantes del año en cuanto a volumen de ventas. Esperemos que este impulso que busca dar el Gobierno al consumo surta efecto”, añadió Cerezo.

De acuerdo a lo que se conoció ayer de manera oficial, el mecanismo de reintegro funcionará a través del uso de una aplicación, denominada SUBA, que en esta primera oportunidad se extenderá hasta 50.000 contribuyentes quienes podrán descargarla este fin de semana en sus celulares, y con ella podrán “escanear” los tickets de consumo, para que la AFIP les reintegre el IVA.

Ese reintegro podrá depositarse en la SUBE, en las cuentas bancarias de los usuarios o en una ONG que elija el beneficiario, según explicó Leandro Cucciolli, titular de AFIP.

El organismo sólo reintegrará hasta $200 por ticket de compra con un tope de $1.000 en el mes.

Formas de pago y expectativas

El relevamiento de Fedecom observó además que, en lo referido a formas de pago, el 53% de las transacciones se realizaron con medios electrónicos (prioritariamente tarjeta de crédito), un 42% en efectivo y el 5% restante con créditos propios de los establecimientos comerciales.

Las expectativas del sector comercial continúan siendo pesimistas, ya que el 55% considera que las ventas de este mes disminuirán, 14% que aumentarán, y un 31% que se mantendrán sin cambios.

Al ser consultados sobre la posibilidad de incrementar los precios para el próximo mes, un 25% de los comercios relevados, explicitó que los aumentará entre un 5 y un 10% debido a la presión incesante que generan los costos en su ecuación de rentabilidad.