La CAM actualizó sus proyecciones para la última campaña. La producción se ubicó en casi un millón de toneladas en grano, lo que representa un aumento del 21,6 por ciento.

La Cámara Argentina del Maní (CAM) actualizó sus proyecciones para la última campaña. En la estimación, ubicó la producción en casi un millón de toneladas en grano, y afirmó que la cosecha creció 21,6 por ciento.

Según los datos recolectados por las empresas del sector, la siembra alcanzó 388 mil hectáreas que tuvieron un rinde promedio, en grano, de 25 quintales por hectárea.

La producción final fue de 977 mil toneladas en grano (casi 1,4 millones en caja). Lo que representa casi 200 mil toneladas más que en la campaña anterior. La cifra quedó al borde del récord obtenido en la temporada 2014/15.

Lee también:

Pyme salteña DMC concretó el primer envío de chía a la India

Los cálculos del último ejercicio fueron creciendo conforme avanzó el ciclo y el clima acompañó: en marzo, la CAM preveía 852 mil toneladas; en junio, 876 mil.

Este crecimiento permitirá que las exportaciones superen las 600 mil toneladas, 53% más que el año pasado. Según la Cámara, las condiciones de mercado son favorables a este grano. “En el ámbito internacional, el crecimiento de la oferta argentina se ve compensada con los bajos resultados de otros países productores y el significativo aumento de la demanda en mercados como Rusia, Argelia y Sudáfrica”, indicó la entidad.