Los ecommerce o tiendas online han crecido de manera exponencial en los últimos años. Y, este crecimiento vertiginoso continuará. No es para menos. La digitalización es una realidad y, por ello, las empresas buscan sacar el máximo provecho a lo que la tecnología ofrece.

Una de las formas de negocio más atractivas hoy en día es la de las ventas online, en gran parte por la poca inversión que pueden llegar a tener. Es por esto que el dropshipping se ha consagrada como una de las formas más interesantes de negocio online. Descubre en qué consiste y cómo funciona el dropshipping.

¿En qué consiste el dropshipping?

El dropshipping es una variante del comercio electrónico o ecommerce, que se caracteriza por la transformación de la logística de como la teníamos entendida hasta ahora. ¿Tienes claro el concepto de dropshipping? Éste se caracteriza porque la tienda online es la que se encargaría de gestionar la atención al cliente, la facturación y la generación de bases de datos; mientras que una empresa mayorista es la que se encarga de almacenar, empaquetar y enviar los artículos a nombre de dicha tienda online.

Son muchas las tiendas online que apuestan por esta variante, puesto que el funcionamiento del dropshipping es realmente sencillo y, la verdad, que muy cómodo. Imagina que te quieres montar un negocio online de productos electrónicos. Sin embargo, no dispones del espacio suficiente para almacenar todos los productos que pones a la venta. Igualmente, supone una ardua tarea para ti tener que estar pendiente del envío de los paquetes, sobretodo en el caso de que vayas a tener una gran demanda. Entonces, el dropshipping es la mejor alternativa.

A través del dropshipping, la tienda online gestiona la atención al cliente y la facturación; mientras que un mayorista es el encargado de almacenar y enviar los productos al cliente final.

El dropshipping se está convirtiendo en el modelo de ecommerce más extendido. Se trata de un tipo de venta al por menor  que se caracteriza por no disponer de los productos en sus instalaciones, sino que es un mayorista el que se encarga de almacenar y entregar la mercancía finalmente al cliente. El dueño del ecommerce se encarga de la gestión en sí de la tienda; pero toda la parte de logística y distribución de los productos se queda a cargo del mayorista.

Lee también:

Linkedin: Para 2020 desaparecerán el 22% de los puestos en el área de ventas

Supone, sin duda, una gran ventaja, puesto que ayuda a reducir costes sobremanera, además de no obligarte a contar con un gran almacén y todo lo que ello conlleva: control de inventarios, responsabilidad de envíos y devoluciones de los productos, contar con una flota de vehículos que se encargue de distribuir en el menor tiempo posible los productos… Y, debido a la gran competencia que hay hoy en día en el mundo online, y la exigencia cada vez mayor por parte del cliente de recibir los productos en un periodo entre 24 y 48h, hace que el dropshipping en eCommerce sea la alternativa perfecta.

Funcionamiento del Dropshipping

Normalmente, el funcionamiento del dropshipping se da del siguiente modo:

  1. Tú, como dueño del eCommerce o tienda online, creas y preparas tu sitio web, con todos los productos que vas a querer ofertar. A través de esa tienda online es desde donde los clientes realizarán sus compras y pagarán por los productos.
  2. Una vez recibes una compra, informas al fabricante de que se ha realizado un pedido.
  3. En ese momento, dicho fabricante prepara el producto y procede a su envío inmediato y directo al consumidor final, pero en tu nombre.

Como ves, el funcionamiento del dropshipping es realmente sencillo, y su aparición era necesaria en una era donde el cliente exige más que nunca, dando menos margen de tiempo para recibir los productos, y donde hay un nivel de competencia de precios increíble. De esta forma, se ha convertido en una de las mejores opciones de crear una empresa sin necesidad de tener grandes recursos y cada vez son más los emprendedores que apuestan por el dropshipping para sus comercios online.