EL unicornio ultima los detalles para ofrecer productos de consumo masivo en su plataforma y con entrega en el día. Las claves del plan

El CyberMonday dejó en claro que el ecommerce sigue dando señales de buena salud y desafiando al consumo “planchado” en los locales físicos, donde los números siguen en rojo desde hace ya 14 meses consecutivos.

Según afirma la Cámara de Comercio Electrónico, en los tres días oficiales del evento se facturaron casi 12.000 millones de pesos, lo que supone un crecimiento del 64% respecto a la edición 2018. Es decir, 10 puntos por encima del 54% interanual de inflación.

Al analizar el ticket promedio, los mayores ingresos correspondieron a bienes durables (celulares y electrodomésticos). Sin embargo, medido en términos de unidades vendidas, el rubro que más sobresalió por lejos fue el de alimentos y bebidas, que se incrementó 165% en relación con el CyberMonday anterior.

Esto muestra a las claras cómo los beneficios ofrecidos por comprar online vienen a paliar la fuerte suba de precios registrada en esta categoría, que fue de casi 60% en los últimos 12 meses. Por otro lado, el CyberMonday refuerza dos tendencias que crecen en el país y se retroalimentan:

a) Más argentinos recurren al ecommerce para buscar las mejores ofertas y amortiguar el impacto inflacionario

b) La gran mayoría ya perdió el miedo a comprar por Internet, no sólo bienes durables sino también artículos de primera necesidad

Mercado Libre sigue muy de cerca lo que acontece y apura el lanzamiento de su “supermercado” online. El CyberMonday, con el creciente protagonismo de productos de la canasta básica, y el Hot Sale, en el que la vedette fue un paquete de azúcar, han sido un double check para su estrategia ya en marcha.

La góndola virtual

Desde la consultora eMarketer señalan que Argentina es el séptimo país del mundo en crecimiento del comercio online (18,8%) y que la tabla de posiciones es liderada por México (35%). Estos son dos territorios en los que la firma de Marcos Galperín es protagonista y en los que planea reforzar su estrategia competitiva apostando a productos de almacén.

Lee también:

“Es una tendencia mundial: el ecommerce está atravesando nuestra cotidianeidad y hace que más personas se vuelquen al consumo online, motivadas por la búsqueda de mejores precios y de mayor financiación”, asegura a iProUP Karen Bruck, vicepresidenta comercial de Mercado Libre.

La ejecutiva es consciente de que el actual contexto obliga a buena parte de la sociedad a abaratar compras. “Queremos ser el lugar elegido para tal fin”, añade. 

Por estas horas, la empresa está ultimando detalles de lo que será su nueva gran apuesta: SuperMercado Libre, que incluirá productos de almacén, alimentos no perecederos, bebidas, artículos de limpieza y perfumería, entre otros.

“La sección de ‘consumo masivo’, que contiene todo aquello que las personas habitualmente comprarían en un supermercado es una de las que más viene creciendo en la región y particularmente en Argentina”, afirma Bruck con números en la mano que, por políticas de la empresa, prefiere no difundir.

Lee también:

Para esta primera etapa, el listado de proveedores está a punto de cerrarse. Concretamente, el debut incluirá 18 tiendas oficiales de marcas, supermercados y mayoristas que, en conjunto, colocarán en las “góndolas virtuales” unos 165.000 artículos, incluidos los de la canasta básica, como también otros premium o de nicho.

La empresa comandada por Galperín también adaptó su plataforma con un elemento propio de los supermercados online: el “changuito“. Los usuarios frecuentes seguramente detectaron que incorporó la opción “Agregar al carrito“, una forma de agrupar artículos y recibirlos en un solo reparto en vez de comprarlos (y convenir su envío) por separado.

Bruck asegura que Supermercado Libre hará su debut en Argentina “en breve”. Lo más probable es que termine la prueba piloto de este servicio en México, donde el servicio ya está operativo desde hace unos meses.

“Al igual que en México, Supermercado Libre será una sección especial que se destacará por tener una navegación diferencial para la compra de productos que van a requerir un servicio distinto al del resto de los ítems que se comercializan online”, remarca la ejecutiva.

La directiva de Mercado Libre asegura que el resultado en tierra azteca ha sido “excelente”, por lo que el camino para replicar esta iniciativa en Argentina ya ha sido allanado. “Todo está pensado para que los usuarios puedan tener una mejor experiencia de compra y para que puedan resolver de modo sencillo sus necesidades del día a día”, remarca.

Logística, el gran desafío

Al igual que otros comercios online, Mercado Libre enfrenta como uno de sus principales desafíos que los despachos lleguen lo antes posible. Pero, además de rápido, debe resultar más económico para el caso de los artículos de primera necesidad, que tienen un ticket promedio más bajo que los de electrónica y la indumentaria.

Para solucionarlo, estableció varias estrategias de envío para apalancar su ecommerce, por el que registró u$s3.640 millones de facturación en la región sólo en el último trimestre, de los cuales unos u$s700 millones provienen de la Argentina.

Lee también:

“El éxito logístico depende de que los envíos lleguen de la forma más rápida y eficiente. Para esto contamos con Mercado Envíos, que es la unidad de negocios enfocada en brindar soluciones de logística. Para lograrlo, trabajamos con múltiples operadores”, asegura Bruck.

Esta división comprende un pool de proveedores –como Correo ArgentinoAndreani y OCA, por citar algunos– cuyos servicios contemplan el uso de inteligencia artificial (IA) de modo tal de ofrecer la ruta más eficiente según el domicilio del vendedor y comprador. Con todo, para paquetes que requieren reparto en el día la firma posee otra solución.

“Creemos que también es importante ofrecer diferentes opciones para que los usuarios vivan una experiencia de compra más ágil y práctica. En este sentido destacamos Flex, una opción de logística por la cual el vendedor tiene la posibilidad de reclutar a sus repartidores de confianza y coordinar las entregas mediante la app”, señala Bruck.

Este servicio es una aplicación de delivery –al estilo de Glovo, Rappi y Pedidos Ya– que sólo pueden utilizar usuarios de Mercado Libre. Así, eligen repartidores de moto mensajerías y aplicaciones de delivery para empresas a través de la plataforma. También es posible monitorear en el mapa el trayecto del motociclista.

Lee también:

“Hoy, más del 50% de los envíos dentro de Capital Federal son realizados a través de Mercado Envíos Flex, con un servicio de entrega en el mismo día o hasta 24 horas”, afirma la ejecutiva.

El crecimiento de este servicio se evidencia en Treggo, una de las plataformas de motomensajería que participa de Flex, cuya facturación creció casi 600% interanual en lo que va del año.

Respecto al centro de almacenamiento automatizado que la firma instaló en la zona de Mercado Central y su aplicación en el nuevo servicio, Bruck dice que el objetivo es “brindarle a los vendedores una solución de logística integral”. La firma “se encarga del almacenaje, la preparación inmediata de pedidos -apenas efectuada la venta- y posterior despacho”.

“Buscamos evolucionar la sección de consumo masivo en el e-commmerce y que el usuario pueda hacer las compras del supermercado exclusivamente online, con foco 100% orientado a la experiencia y comodidad”, remarca.

Pero la nueva funcionalidad no contará “desde el vamos” con algunas de las categorías más buscadas por quienes concurren a los súper tradicionales: frescos y congelados, que quedarán para una segunda etapa, ya que implican métodos de conservación y envío específicos.

Lee también:

“Por ahora, nuestro foco para la categoría es productos de alacena. Sin embargo, nuestro objetivo siempre es contar con la más amplia oferta posible y mejorar la experiencia de los usuarios a partir de envíos cada vez más rápidos”, afirma Bruck.

Mientras SuperMercado Libre se prepara para que millones de usuarios recorran sus góndolas, Garbarino ya lleva un mes “vendiendo de todo” con excelentes resultados y Coto hará lo propio en los próximos meses.

Así, los principales jugadores del comercio –electrónico y físico– se preparan para dar batalla en el espacio virtual, a partir de brindar la mejor experiencia de compra, el servicio más cómodo y, claro está, los precios más convenientes.

Fuente: IproUp