Los controles cambiarios, junto con la baja de Leliq y el temor a otro reperfilamiento, hace que se coloquen más pesos en productos de financiamiento Pyme. Así subió el volumen y cayó 8 puntos básicos la tasa. 

Pese a estar transitando un escenario de elevada volatilidad cambiaria y financiera debido a la inestabilidad generada por la incertidumbre electoral, el financiamiento Pyme en el mercado de capitales tuvo en octubre un mes en el cual se incrementó el volumen operado y en el que las tasas de cheques de pago diferido apuntaron a la baja. El volumen de cheques de pago diferido alcanzó un máximo de $6922 millones, superando pico visto en mayo de $ 6498 millones. La tasa de descuento bajó 8 puntos básicos para situarse en 52%.

Los controles cambiarios y la imposición de que las compañías puedan comprar dólares, junto con el reperfilamiento de la deuda soberana, hizo que inversores institucionales busquen productos con tasas atractivas dentro del segmento de financiamiento Pyme. De esta manera, se generó una sobreoferta de pesos en dicho mercado, haciendo que la tasa apunte a la baja. Desde el mercado señalan que en la ultima semana de octubre, el segmento de financiamiento tomó un impulso mayor.

Sobre este punto, Matías Domínguez, presidente de Avaluar SGR destacó que el mercado de financiamiento tomó mayor dinamismo tras las elecciones.

“Durante octubre, el financiamiento a Pymes se mantuvo contenido, por una reducida demanda por parte de las empresas, hasta los días previos a las elecciones donde se registró un importante incremento en la misma, generando en el mercado el mayor volumen del mes. Luego de las elecciones, el flujo de operaciones siguió manteniendo su ritmo, registrándose además una significativa baja en las tasas de negociación de cheques de pago diferido en la bolsa”, detallo Domínguez.

Cheques de pago diferido

El segmento con mayor dinamismo dentro del mercado de financiamiento Pyme es el de descuento de cheques de pago diferido. El volumen del mismo fue récord en pesos y la tasa apuntó a la baja.

Cristian Villarroel, especialista de mercados de capitales de Mills Capital señaló que, pese a la turbulencia del clima electoral, y la escases general de financiamiento, la tasa promedio del descuento de cheques avalados descendió 8 puntos porcentuales ubicándose en torno a 52% al cierre del mes.

“Hoy los plazos con mayor volumen de cheques operados son de entre 30 y 60 días”, sostuvo Gilardoni.

Por otro lado, Villarroel agrega que octubre registró incremento mensual del 28% del volumen, recuperando a los niveles previos a las Elecciones PASO .

El volumen negociado durante octubre 2019 fue de $6.922 millones, representando una suba interanual del 65%, y suba mensual respecto de septiembre de 2019 del 28%. No obstante, el volumen acumulado durante los primeros 10 meses de 2019 asciende a más de $53.313 millones, registrando un crecimiento del 121% respecto de igual periodo de 2018. Claramente el mercado de capitales  consolida su rol de canalizador del financiamiento pyme ante la ausencia del crédito bancario”, destacó Villarroel.

En una línea similar, Maximiliano Gilardoni, Gerente Empresas de Balanz también confirmó que en el mercado de financiamiento pymes se convalidó una baja de tasas, donde el segmento de cheques avalados está en un promedio de 53% y 56% dependiendo la SGR a la vez que la operatoria se concentra en plazos más cortos.

“Hoy generalmente los plazos son de corto plazo de entre 30 y 60 días donde hay más liquidez y movimiento en los descuentos. Por su parte, en lo que es factura electrónica, se sigue consolidando la suba del volumen y se están negociando tasas de entre 60% y 62%”, dijo Gilardoni.

Lee también:

En cuanto a las causas que explican la mejora en el volumen y la baja de tasas, desde el mercado destacan la existencia de los controles cambiarios y la baja de tasas de Leliq .

Así lo afirmó Lucas Confalonieri, Managing director de AdCap quien agregó que, “con las restricciones cambiarias y el no acceso de las compañías a los dólares se comienza a notar un exceso de liquidez en pesos y una falta de productos sobre todo en compañías institucionales como las compañías de seguros y fondos comunes de inversion, generando que en el mercado de cheques de pago diferido se vea un descenso de tasas. Además, el hecho de que las Leliq estén apuntando a la baja también colabora con el descenso de tasas de productos Pyme”.

Factura electrónica

La factura de crédito electrónica continúa su crecimiento con mayor cantidad de operaciones diarias, registrando un volumen de $221 millones de pesos, 245% más que el mes pasado. El financiamiento pyme a través del mercado de capitales continúa sostenido por el gobierno nacional, a través del FONDEP y el retorno gradual de los Fondos Comunes de Inversión Pymes.

Lee también:

Cristian Villarroel agregó que en octubre todos los sectores de la economía comenzaron a estar adheridos a este sistema de facturación, conforme el cronograma establecido por la Secretaria de Simplificación Productiva.

La factura de crédito electrónica continúa dando sus primeros pasos en el mercado registrando un volumen de facturas en pesos $221 millones y en dólares u$s 284.000. Hay mucha expectativa en el mercado, por la incorporación de este nuevo instrumento de financiamiento pyme”, dijo.

Por su parte, Confalonieri agregó que en dicho segmento también se vieron tasas a la baja.

“Desde Adcap operamos el 70% de las facturas electrónicas y hoy negociamos facturas a 75 días a una tasa del 57% cuando la semana pasada estaban en 59% a 60%”, afirmó Confalonieri.

En línea con los demás analistas, Matías Domínguez, presidente de Avaluar señala que la factura de crédito electrónica está avanzando lentamente, pero cada vez son más las consultas que se reciben por parte de las empresas.

Pagarés Avalados

Finalmente, en el segmento de pagarés avalados, los mismos registraron el peor mes de los últimos 2 años ya que durante octubre se negociaron u$s 2,5 millones, suma que representa una caída del 79% respecto del pasado mes de octubre de 2019.

“El escaso volumen diario post cepo , continuó durante octubre. El volumen acumulado durante 2019 asciende a 167 millones de dólares, registrando un incremento del 14% que durante igual periodo de 2018. Por su parte, las tasas tuvieron un promedio del 15%. Respecto de los plazos, los mismos continúan concentrados en operaciones promedio a 180 días”, dijo Villarroel.

Fuente: El Cronista