Se trata del estacionamiento del campus Universidad Católica de Salta (UCASAL)

Producirá un tercio de la energía que consume el establecimiento universitario anualmente. 

Las autoridades de la Universidad Católica de Salta (UCASAL) inauguraron el estacionamiento solar más grande de la Argentina. El proyecto se realizó en el marco del Programa UCASAL Sustentable y permitió la colocación de 720 paneles solares, que captan la luz solar generando energía eléctrica que abastece una parte del consumo anual de la Universidad. 

“La energía eléctrica que producirán los paneles equivale a un tercio de la energía que se consume en el campus”, contó el vicerrector de investigación de la UCASAL, Federico Speroni. Comparó que la producción de energía es similar a lo que se consume en 80 casas.

Se trata del estacionamiento solar más grande del país y tendrá un espacio para 65 autos. La idea se gestó hace un año y finalmente, fueron colocados 720 paneles en total, 552 están ubicados en las playas de estacionamiento del predio y 168 en el techo de la confitería.

Speroni expresó que se trata de un “proyecto particular” porque los paneles se encuentran muy elevados y sin perforación en la tierra, lo que permite que tengan un cálculo y una generación de energía más directa. “Es un espacio de generación de energía que está conformado como estacionamiento”, explicó.

El proyecto nació desde la Facultad de Ingeniería y tiene como base la ley provincial 7824 de Balance Neto. Esta ley permite que usuarios residenciales, industriales o productivos garanticen equipos de origen renovable para generar energía eléctrica. 

“Permite que usuarios individuales puedan generar su energía, pero no para autoconsumo sino para inyectarse a la red”, indicó Speroni. En este caso, el parque solar que genera la energía, se conecta a la red eléctrica de la empresa prestataria del servicio en la provincia, Edesa. “Es como si la red funcionara como batería”, aclaró. 

Según lo legislado, la empresa de luz eléctrica será la encargada de compensar lo que el campus universitario produce y consume. “Edesa hace un balance de suma y resta entre la energía que se produce y la energía que se consume”, indicó.

Lee también:

En este sentido, la ley 7824 establece que durante los dos primeros años la Universidad abonará una tarifa diferenciada a su favor. “Después, ya es una compensación directa”, explicó Speroni. Agregó que “lo que se pagará por consumir es lo que se pagará por producir, es decir, kilovatios por kilovatios”.

Speroni destacó que la legislación posibilita un beneficio económico hacia los generadores de ideas porque “hace que los proyectos de energías renovables tengan un respaldo económico y sean factibles como proyectos de inversión”.

Es el primer estacionamiento de estas dimensiones en las ciudades de Argentina. Esta particularidad también se debe a la potencia que se habilita en la ley, que es un máximo de 200 kilovatios pico. El proyecto inaugurado tiene una potencia instalada de 194 kilovatios pico. “Es un tema de seguridad de la red”, indicó el investigador. 

Señaló también que otra de las causas refiere a que, pasando ese tope de 200 kilovatios, “uno ya es productor de energía y eso conlleva otras legislaciones”.

El sentido es didáctico

Speroni relató que el proyecto se originó con un sentido didáctico. “Está pensado para que los estudiantes entren a las salas y puedan saber cómo funciona”, explicó.

Cada uno de los espacios de generación y transformación de energía están diseñados para que alumnos y docentes “puedan acceder a las instalaciones y comprender el funcionamiento del sistema que constituye un aula abierta”, indicaron desde la Universidad. Además, permite conocer las normativas nacionales e internacionales de seguridad eléctrica vigentes.

Lee también:

Entre los beneficios que se destacan con el proyecto, se encuentran la refuncionalización del acceso al campus, la integración arquitectónica con el entorno y la posibilidad de compartir y transferir conocimiento.

Participaron de la obra la Secretaría de Energía de Salta, el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines, el Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRESP) y las empresas Edesa y Todo Obra. Esta última, se encargó de hacer las instalaciones y conexiones correspondientes con la red de energía eléctrica. 

Fuente: Página12