Ver un desfile en vivo y comprar, en ese mismo instante, la pollera que te gustó. Salir de compras con un influencer que, se prueba la ropa y te da consejos o ideas de outfits, mientras vos comprás por internet, desde la comodidad de tu casa.

Si bien aún no llegó a la Argentina, el streaming shopping está pisando fuerte en otras latitudes, especialmente en el mundo de la moda. Se trata de un paso más en el ecommerce: las compras siguen haciéndose a través de una tienda virtual con el agregado de que el cliente puede hacerlo mientras mira un video en vivo e interactúa en tiempo real con un influencer o un vendedor.

Una mejor experiencia del cliente

Los chatbots, las devoluciones gratuitas, los envíos express… las tiendas y plataformas de ecommerce buscan incorporar cada vez más beneficios para mejorar la experiencia del cliente. No es para menos. El ecommerce crece a un ritmo imparable en el mundo. 

En Argentina, por ejemplo, en el primer semestre de 2019 se facturaron $152.619 millones y se procesó un 21% más de órdenes de compra que en el mismo período de 2018, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Sin embargo, y pese a los esfuerzos por mejorar la CX, el acto de comprar a través de internet sigue siendo un acto bastante solitario, donde muchas veces surgen dudas sobre el producto y sobre su calidad. Además, muchas empresas ponen énfasis en mejorar la experiencia durante el proceso de compra, pero quedan descuidado la fase de posventa.

Lee también:

El streaming shopping viene a ofrecer una experiencia de compra mucho más parecida a la presencial, en la que el cliente puede tener contacto personal con el vendedor, donde puede realizar preguntas y consultas en tiempo real, recibir consejos y sugerencias.

La unión entre el video en vivo y la tienda online da la posibilidad de cerrar la brecha entre el cliente y el producto, impulsando las ventas e incentivando la fidelización.

Los gigantes, ya lo incorporaron

El streaming shopping ya es furor en China. Según la consultora Deloitte, durante 2018 se facturaron cerca de US$ 4.400 millones con esta modalidad de compra. Por esto, muchas de las plataformas de ecommerce más populares del mundo ya incluyeron esta modalidad de compra.

Alibaba tiene su herramienta llamada “Mira ahora, compra ahora”, con trasmisiones en vivo de productos en fechas comerciales especiales. LF Corp, de Corea, logró combinar transmisiones en vivo con chat en tiempo real y compras en un solo click para lograr experiencias de compra más fluidas. Facebook y Amazon también comenzaron a probar esta modalidad en algunos mercados.

La cadena H&M anunció que incorporará el servicio de streaming shopping para presentar sus próximas colecciones, apuntando a ganar un público más joven.

¿Lo que viene? Ya se está hablando de combinar streaming shopping con realidad aumentada. De esta forma, por ejemplo, se podría decorar un departamento y probar los muebles que le sugiere el vendedor mirando con lentes de RV hacia el espacio vacío.

Fuente: Espacio de Negocios