La compañía informó que se quedará en Brasil, España, Alemania y Reino Unido donde concentra el 80 por ciento de sus ingresos.

La empresa de telecomunicaciones Telefónica, dueña de Movistar, anunció que escucha ofertas para desprenderse de sus activos en la Argentina y otros países de América latina, con excepción del Brasil, según informó la empresa ayer en España.

La compañía reconoció ser receptiva a escuchar posibles ofertas en ocho mercados, como México, Argentina, Chile, Perú o Ecuador, entre otros.

Los cuatro grandes mercados de la multinacional (España, Brasil, Alemania y Reino Unido) acaparan el 63 por ciento de los accesos y el 80 por ciento de los ingresos y ganancias, por lo que los diez países restantes aportan el 20 por ciento de las ventas del grupo.

Si prospera la operación en la Argentina, el gobierno argentino deberá analizar cómo equilibrar la competencia en el mercado de telecomunicaciones.

El principal jugador en el segmento de las telecomunicaciones en el país es Telecom, accionista de Cablevisión y Fibertel junto al Grupo Clarín, entre otros.

Lee también:

También talla fuerte en el mercado de telefonía celular la empresa Claro, del magnate mexicano Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo.

“Estoy hablando de una nueva Telefónica. Una Telefónica preparada para los próximos 100 años. Una Telefónica comprometida con hacer nuestro mundo más humano y más sostenible. Una Telefónica con el propósito de generar valor para todos sus grupos de interés y la sociedad a largo plazo, creando relaciones de confianza, con crecimiento y eficiencia”, afirmó José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

La compañía lanzado ayer un un plan de acción con cinco medidas, entre las que se incluye centrar su foco en España, Brasil, Reino Unido y Alemania; escindir su filial de Hispanoamérica en una única sociedad; crear dos unidades de negocio, Telefónica Tech y Telefónica Infra, y redefinir el centro corporativo con cambios en la estructura del comité ejecutivo de la empresa.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la empresa señala que estas medidas permitirán la generación de más de 2.000 millones de ingresos adicionales.