Empresario Estadounidense, Co-fundador de Apple Inc. y máximo accionista individual de The Walt Disney Company

Por Alejandro Guzman

“Una presentación más de otro iPhone que nos tiene con altas expectativas… que al final nos queda a deber algo mucho más novedoso. Sin duda esto no sucedería si Steve Jobs siguiera al mando”, exclaman las personas año con año después de la presentación de nuevos gadgets en Apple.

Y es que no es para menos, Steve Jobs partió de este mundo cuando se encontraba en la cima de su carrera: la empresa que cofundó era líder en el mercado en ventas e innovación, revolucionó la forma de presentar los productos tecnológicos y, no menos importante, creo el diseño base de la mayoría de los smartphones de la actualidad.

“Recordar que vas a morir, es la mejor manera que conozco para no pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir a tu corazón.”

Steve Jobs fue un verdadero pionero de la informática y del ámbito empresarial, cuyo impacto se siente en casi todos los aspectos de los negocios, la comunicación y todos los diseños contemporáneos, no sólo los de la marca de la manzana.

Jobs estuvo completamente dedicado a cada detalle de sus productos. Según algunas fuentes, era obsesivo compulsivo, y el resultado de esto se puede apreciar en los diseños elegantes, fáciles de usar y orientados al futuro de los productos Apple desde el principio.

Así mismo, fue Apple quien colocó la PC en cada escritorio, proporcionó herramientas digitales para el diseño y la creatividad, e impulsó el omnipresente teléfono inteligente, el cual, posiblemente, ha cambiado la forma en que los humanos piensan, crean, interactúan y hasta en cómo se desarrollan con los objetos a su alrededor.

Además de los grandes desarrollos tecnológicos que tuvo Apple, la mercadotecnia ayudó para que la marca y sus productos fueran (sean aún por muchas personas) considerados como una especie de “religión”.

Jobs fue un conocido devoto del espiritismo oriental y desde el comienzo de Apple, la espiritualidad era parte de la filosofía de la compañía y de la forma en que se comercializaba para personas que antes solo habían visto computadoras y cajas “sin alma” utilizadas por grandes corporaciones para realizar cálculos fríos.

Con el tiempo, Apple y Jobs pudieron vender la idea de que sus productos proporcionaban una especie de experiencia espiritual. La gente respondió acudiendo en masa a las tiendas de Apple que se parecían más a santuarios, y estaban dispuestos a esperar en largas filas para comunicarse con otros creyentes.

Sin duda Steve Jobs fue de las mentes más grandes en lo que a tecnología y mercadotecnia se refiere, y vaya que Apple lo extraña. En realidad, todo el mundo tecnológico lo hace.

BIOGRAFÍA

Steve Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955 en San Francisco, California. Fue hijo del inmigrante sirio musulmán Abdulfattah Jandali y Joanne Carole Schieble, dos jóvenes universitarios que lo entregaron en adopción a una pareja de clase media, Paul Jobs y Clara Hagopian, de origen armenio. Su padre adoptivo, era maquinista en la compañía estatal de transporte ferroviario y su madre ama de casa.

En 1961 la familia se trasladó a Mountain View, California, dentro del área que luego se conocería como Silicon Valley. Allí asistió a la escuela primaria Cupertino Middle School y a la secundaria Homestead H.S., también en Cupertino.

A Jobs le interesaban bastante la electrónica y los gadgets, razón que lo llevó a unirse a un club llamado Hewlett-Packard Explorer Club, donde ingenieros de Hewlett-Packard mostraban a los jóvenes sus nuevos productos. Fue allí donde Steve vio su primera computadora y conoció a un tipo llamado Steve Wozniak.

Después de la secundaria, Jobs se matriculó en Reed College en Portland, Oregon. Sin dirección, abandonó la universidad después de seis meses y pasó los siguientes 18 asistiendo a clases que no le generaban créditos en la escuela. Posteriormente, Jobs relató cómo un curso de caligrafía desarrolló su amor por la tipografía. Esto sería de gran importancia en el desarrollo de la tipografía de las primeras Mac.

Lee también:

A pesar de haber abandonado la universidad, Jobs pudo asegurar un trabajo con las computadoras Atari en 1974, todo con el objetivo de realizar un retiro espiritual en la India. Trabajó como técnico, ayudando a los ingenieros que estaban haciendo el trabajo de codificación pesado. Jobs no tenía mucho dinero en este momento, y se las arreglaba para vivir con ingresos ínfimos. Curiosamente, ahí también coincidió con Wozniak.

Después de su retiro en la India, Jobs regresó sin dinero a los Estados Unidos y vivía en la caseta de herramientas de sus padres que había convertido en una habitación. En algún momento, cuando trabajaba en Atari, Wozniak le había contado que tenía la intención de hacer un pequeño computador casero, a lo cual, Jobs se mostró especialmente fascinado con las posibilidades mercantiles de esta idea y le convenció para fabricar y vender uno.

En 1976, cuando Jobs tenía solo 21 años, él y Wozniak comenzaron Apple Computer en el garaje familiar de Jobs. Ellos dos tienen el crédito de revolucionar la industria informática con Apple al democratizar la tecnología y hacer que las máquinas sean más pequeñas, más baratas, intuitivas y accesibles para los consumidores cotidianos.

Wozniak concibió una serie de computadoras personales fáciles de usar y, con Jobs a cargo de la comercialización, Apple inicialmente vendió las computadoras por casi 700 dólares cada una. Para ese entonces, las ventas de Apple eran de 774 mil dólares por año. Tres años después del lanzamiento del segundo modelo de Apple, el Apple II, las ventas de la compañía aumentaron en un 700%, a 139 millones.

En tan solo 10 años, Apple se convirtió en una empresa con 4000 empleados y Jobs, con 27 años, era el millonario más joven de 1982.

A principios de 1983 vio la luz Lisa, el primer computador personal con Interfaz gráfica del usuario diseñado especialmente para gente con poca experiencia en informática. Su precio no facilitó que el nuevo producto fuese precisamente un éxito de ventas, perdiendo Apple aproximadamente la mitad de su cuota de mercado en favor de su mayor rival: IBM.

Hacia finales de 1984 las diferencias entre John Sculley, CEO en ese entonces de Apple, y Jobs se iban haciendo cada vez más insalvables, hasta el punto de deteriorarse la relación. En mayo de 1985, en medio de una profunda reestructuración interna que se resultó con el despido de mil 200 empleados, Sculley relegó a Jobs de sus funciones como líder de la división de Macintosh.

Tras varios meses de resignación, el 17 de septiembre de 1985, Steve Jobs abandonó la compañía que él mismo había fundado.

El enfoque de Jobs se dibujó en otra parte: en la industria cinematográfica. En 1986, compró Pixar a George Lucas. Como parte de su sueño para esta compañía, Jobs quería ser responsable de la primera película realizada completamente con animación por computadora. Le tomó cuatro años, pero finalmente logró ese sueño. Esta película fue Toy Story.

Jobs también comenzaría una nueva empresa de hardware y software llamada NeXT, Inc. La compañía fracasó en sus intentos de vender su sistema operativo especializado por todo Estados Unidos y Apple finalmente compró la compañía en 1996 por 429 millones; curiosamente, el año en que Steve regresó a Apple.

Bajo su guía, varios proyectos fueron disueltos. Introdujo una gama completamente nueva de productos que aumentó considerablemente las ventas de la compañía, convirtiéndola en uno de los gigantes electrónicos del mundo.

En 1998, Apple iMac se presentó al mundo. Fue el resultado directo de su regreso a Apple. En 2001, la compañía se adentró en el mundo de la música con la introducción del iPod, el software de música digital iTunes y la tienda iTunes Store. La primera generación de iPod dio paso a dispositivos como iPod classic, iPod Nano, iPod Touch y iPod shuffle.

En 2007, incursionó en el negocio de la telefonía celular con el lanzamiento del iPhone. Con una pantalla multitáctil, su propio navegador móvil y un iPod incorporado, el iPhone revolucionó la forma en que el mundo miraba hacia un dispositivo celular.

En 2011, se lanzó el iPhone 4S que incluía a Siri, un asistente virtual que es capaz de reconocer la voz. En el mismo año, renunció como CEO de Apple, pero continuó sirviendo como presidente del directorio de la compañía. Sería el último dispositivo de la marca de la manzana que éste presentaría.

Steve Jobs falleció en su casa de California a las 2 de la tarde del 5 de octubre de 2011, a los 56 años, a consecuencia de un paro respiratorio derivado de las metástasis del cáncer de páncreas que le fue descubierto en 2004. Sus restos se encuentran enterrados en Alta Mesa Memorial Park, en Palo Alto, California.

RECONOCIMIENTOS

El mayor reconocimiento de Steve Jobs es que ahora el mundo de la tecnología lo recuerda como “El padre del mundo digital”, ya que él y su compañía, innovaron dentro de esta industria, superando con creces a su competencia. Además de esto, tiene los siguientes premios y reconocimientos:

• En 1985, condecorado con la Medalla Nacional de Tecnología por el presidente estadounidense Ronald Reagan.

• En 2004, Premio al Visionario, en los Premios Billboard de Entretenimiento Digital.

•El 27 de noviembre de 2007 fue nombrado la persona más poderosa del mundo de los negocios por la revista Fortune.

• El 5 de diciembre de 2007 el entonces gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, le incluyó en el Salón de la Fama de California, en el Museo de California de Historia, la Mujer y las Artes.

• En octubre de 2009 fue elegido “Empresario de la Década” por la revista Fortune.

• En diciembre de 2009 fue elegido director ejecutivo del año por la revista Harvard Business Review por “incrementar en 150 mil millones el valor en bolsa de Apple en los últimos 12 años”.

• En marzo de 2012 fue elegido por la revista Fortune como el mejor emprendedor de la historia moderna, seguido por Bill Gates.

VIDA PRIVADA

Estuvo casado desde 1991 con Laurene Powell, a quien conoció en la Universidad de Stanford. Vivieron en Palo Alto, California, con sus tres hijos. Steve tuvo además otra hija llamada Lisa, fruto de una relación de juventud con Chris Ann Brennan, pero su paternidad no la reconoció sino hasta 1991.

Sufrió varios problemas graves de salud. En 2004 se le diagnosticó un cáncer de páncreas, enfermedad que superó tras un tratamiento en una clínica oncológica californiana. A principios del 2009 anunció que padecía un desequilibrio hormonal y que debía apartarse necesariamente de la compañía, y delegó la mayor parte de sus responsabilidades en Tim Cook, entonces jefe de comunicaciones.

El 17 de enero de 2011, Jobs dejó nuevamente Apple por problemas médicos, a poco más de un mes de la presentación del iPad 2. Mientras tanto, la compañía quedó a cargo de Tim Cook. Jobs presentó públicamente el iPad 2 el miércoles 2 de marzo. No obstante, declaró que desde su residencia seguiría ocupándose de las decisiones más relevantes de la compañía, como en efecto ocurrió.

Al momento de su muerte, la fortuna de Steve Jobs superaba los $7,000 millones de dólares, los cuales heredó su esposa Laurene Powell.

Viajó a la india y a su regreso Atari lo contrató como diseñador, esta era la empresa pionera en el campo de los videojuegos.

¿CÓMO NACE APPLE?

Sus habilidades y destrezas en el ordenador, hicieron que Stephen Wozniak aprovechara todo este potencial y formaron una sociedad que empezó muy modestamente y a pasos agigantados, tanto así que el Apple I, fue la referencia en la historia como el ordenador personal número uno.

Su fruta preferida es la manzana, y ha sido la responsable de tal peculiar nombre que le asignó en el año de 1976, a su empresa, Apple Computer; pero este fue solo su inicio, pues fueron creadas posteriormente varias versiones de Apple, superando siempre la anterior.

Por algunos conflictos dicha sociedad se disolvió y una masiva despedida de empleados, le abrió un nuevo rumbo a Jobs, quien lejos de acobardarse siguió adelante con su cometido empresarial. Tanto así que NeXT Computer fue otra de las compañías de informática que fundó este hombre en 1985 y en 1986, Pixar los estudios de dibujos animados.

Un camino exitoso y lleno de sorpresas en el ámbito informático es algo de lo que este genio nunca se cansó de generar, con su potencial, creatividad y talento vanguardista en diversas áreas, donde la elegancia y simplicidad siempre prevalecieron.

Steve Jobs empezó a manifestar quebrantos importantes en su salud en el 2009, por lo cual tuvo que recibir un trasplante de hígado y fue un cáncer de páncreas o un sarcoma de Kaposi, algo que aún está en controversia (pues existen diversas versiones al respecto), lo que finalmente lo llevó a la muerte a los 56 años de edad, el 5 de octubre del año 2011.