Pese al contexto económico recesivo, la Cámara acentuó la vinculación entre empresas y entre sectores, apostó a capacitaciones de alto valor agregado y armó una agenda de desafíos estratégicos para el 2020.

El 2019 fue, para la Cámara de Industriales de la Alimentación de Córdoba, un año clave en materia de institucionalidad: hubo capacitaciones esenciales para el sector, trabajo mancomunado con las áreas del Estado que regulan la industria, contacto con otras cámaras sectoriales del país, participación en viajes, misiones comerciales y ferias de la alimentación y hasta un cambio de imagen con nuevo logo y estreno de web, con publicaciones y servicios específicos para los asociados.

“Fue un año de mucho trabajo y dejamos la vara muy alta para el 2020, que tiene que ser igual, con más cosas y más desafíos”, sostiene Severino Bordi, presidente de ADIAC. “Muy productivo el 2019 para nuestra cámara”, coincide Jorge Yapur, vicepresidente de la entidad. Remarca la buena devolución de los socios ante las propuestas ofrecidas y el hecho de haber sumado nuevos asociados, en un año particularmente difícil.

En 2019 hubo tres capacitaciones específicas de altísimo valor agregado. Las capacitaciones estuvieran enmarcadas en el proyecto “ADIAC y el camino a la internacionalización de las PyMEs de la industria de la alimentación de Córdoba”, desarrollado junto a ADEC, en el marco de un proyecto cofinanciado por el fondo de competitividad del municipio. Se realizó un curso de formación en comercio exterior para empresas junto a la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba con profesionales de otras organizaciones como Agencia Pro Córdoba. Participaron una treintena de PyMEs, muchas de las cuales quieren asumir el desafío de iniciar y sostener exportaciones, convencidas de que es una oportunidad para agregar valor, mejorar la eficiencia y balancear el, tantas veces inestable, mercado local. Las otras dos capacitaciones apuntaron a la Implementación de Normas de Calidad e Inocuidad en el Sector Industrial de Alimentos, con el aporte del asesoramiento de la consultora ASG, que incluyó un relevamiento en nueve industrias locales para saber efectivamente dónde están paradas en relación a las buenas prácticas de manufactura a nivel internacional.

Lee también:

También hubo mucho trabajo interno de ADIAC, de la mano de la coordinación de Consuelo Escribano, para posicionar a la Cámara entre empresas del sector de alimentos e instituciones colegas como la Unión Industrial y la Cámara de Comercio Exterior.

“Planificamos un año 2020 con más oxígeno en las empresas, si es que el consumo se reactiva”, advierte Bordi. Reconoce que el 2019 ha sido un año de ajuste, que ha complicado a muchas empresas locales por la falta de actividad y, ahora, por el incremento de la carga tributaria para muchas empresas.

“Vamos a poner una pata en Buenos Aires para participar de mesas nacionales a través de nuestros representantes, para trabajar codo a codo con las cámaras nacionales, como COPAL o CIPA que aglutinan a toda la industria”, agrega Bordi.

Para ese nuevo año se trabajará en un nuevo proyecto del Fondo de Competitividad de ADEC junto a CONICET y la Cámara del Plástico para la generación de ventajas competitivas para las empresas locales mediante la incorporación de servicios, tecnologías y desarrollos brindados por CONICET. Para lograr esto, se implementará una estrategia piloto que potencie los vínculos entre las instituciones y facilite la transferencia de conocimientos a sus respectivos sectores productivos.

“Queremos que nuestras PyMEs sean escuchadas”, remarca. En ese sentido, hay contactos con legisladores a nivel nacional por cuestiones normativas y la búsqueda constante para acceder a líneas de financiamiento para los socios, con foco en la exportación.

En ese marco, se trabajó junto a los socios de ADIAC en una planificación estratégica para 2020 donde se realizaron diversas propuestas como la organización de un pool de compras para que, entre varias PyMEs, puedan comprar insumos y commodities que son comunes a todas, organización de misiones comerciales institucionales, entre otras iniciativas.

Fuente: ADIAC