El 2020 promete un gran avance en términos tecnológicos para lo cual será importante estar atentos y detectar aquellas tecnologías y desarrollos vigentes que se fortalecerán e impactarán de lleno en las empresas, los negocios y la vida cotidiana de las personas.

Este nuevo año seguirán fortaleciéndose la tecnología; en este apartado daremos a conocer cuáles serán las tendencias; para lograr mejor agilidad en las pequeñas, medianas y grandes empresas (PYMES):

El reto será el uso de la tecnología de forma efectiva para ello las empresas; deben hacer un esfuerzo en la identificación de los procesos para automatizar las tareas y de esta forma puedan aportar una ventaja competitiva en relación al resto de las empresas, si se logra la gestión y análisis de datos.

El aprendizaje automático con el que poder estudiar y detallar la gran cantidad de datos  y hacer un buen uso de ello será fundamental; ya que se convertirá en un multiplicador del análisis de datos. La utilidad de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning se verá reflejada en tres aspectos en 2020: velocidad, escala y conveniencia. 

En la base de los procesos de transformación, se ha consolidado como modelo de consumo de las TI por su capacidad para desarrollar y desplegar servicios de forma rápida por la flexibilidad y escalabilidad que proporciona a los equipos de tecnología y las unidades de negocio a la hora de aprovechar otras tecnologías como IoT, Big Data o Machine Learning.

Las organizaciones están adoptando modelos híbridos, que combinan nubes privadas y públicas; y están optando por modelos de servicios XaaS, en los que las aplicaciones y el software se consumen como servicio. En 2020 esta tendencia será cada vez más visible. El desafío será conseguir entornos integrados, fáciles de gestionar.

Lee también:

La verdadera transformación digital es un proceso profundo

Las compañías tradicionales están adoptando cada vez más metodologías de trabajo ágiles para llegar con mayor velocidad al mercado; en busca de seguir el ritmo de las empresas nativas digitales.

Estos modelos están impulsando el desarrollo de iniciativas a través de equipos deslocalizados mediante la creación de equipos con las competencias necesarias para llevar a cabo proyectos complejos. Primando su conocimiento y la creación de un entorno de colaboración, sin importar desde dónde se trabaja o se ofrece el servicio.